1 de cada 4 parados en España está en Andalucía y los sindicatos exigen a la Junta un plan de choque urgente para crear empleo «ya»

Oficinas del paro en Andalucía

Oficinas del paro en Andalucía

@AhoraNoticiasEs

En Andalucía la debilidad del empleo ha vuelto a quedar patente con la subida del paro en el mes de junio (11.009 personas más). Para los sindicatos «esto requiere que el Gobierno andaluz salga de la inacción y ponga en marcha un plan de choque para mejorar la empleabilidad de los andaluces y las andaluzas».

Andalucía continua encabezando el paro estatal: el 25,37% de los parados son andaluces, porcentaje que se incrementa un cuarto de punto con respecto al del mes anterior (25,12%).

El 9,31% de los desempleados andaluces son menores de 25 años, proporción que se incrementa cuatro décimas con respecto a la del mes pasado (8,87%). Esta crisis laboral, provocada por una crisis sanitaria, se está cebando con los trabajadores más jóvenes y poniendo de manifiesto las enormes dificultades que tienen para poder desempeñar una carrera profesional en nuestra tierra.

Las trabajadoras andaluzas en paro ven aumentado, en 6 décimas, su peso relativo (57,97%), entre el conjunto de desempleados respecto al mes anterior (57,33%). Tal como ocurre en el caso de los jóvenes, las mujeres también están siendo el otro gran colectivo perjudicado por el coronavirus por lo que, ahora más que nunca, precisas de medidas específicas dirigidas a garantizar la igualdad de oportunidades.

El paro entre los trabajadores extranjeros se ha elevado un 14,98%. A su vez, en términos interanuales se ha producido un aumento del 44,27%, algo superior al del Estado (43,33%).

Los servicios continúan recogiendo a más del  66% de nuestros parados (66,17%). Durante este mes, tal como también ocurriera en mayo, el paro se ha visto incrementado en la agricultura y entre el colectivo de trabajadores sin empleo anterior, descendiendo en la industria, la construcción y los servicios. Por provincias, el desempleo ha crecido en todas ellas, con excepción de Cádiz (-2,56%) y Málaga (-129%).

En junio se realizaron 47.532 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un importante incremento del 21,70%. A pesar de ello, la contratación temporal sigue acaparando casi la totalidad de los contratos registrados: el 94,95% de los contratos fueron temporales.

La tramitación de las prestaciones de los trabajadores afectados por los ERTEs, que recordemos no computa como paro registrado, ha incrementado en 400.000 personas los parados que perciben una prestación contributiva. El reciente acuerdo alcanzado para prorrogar los ERTEs hasta finales de septiembre supone un gran logro para mantener la prestación que reciben estos trabajadores que, sin embargo, no debe servir para no hacer frente a la reforma integral de las prestaciones que precisa nuestro Sistema Público.

Por último, junio ha elevado aunque de manera prácticamente inapreciable (0,05%),  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (-5,04%) vuelve a situarse por debajo de la estatal (-4,58%), aunque es cierto que se reduce un punto con respecto a la registrada el mes pasado.

Por todo ello, desde UGT Andalucía destacan «lo negativo de estos números, ya que nuestra comunidad no ha sido capaz de subirse al carro de las CCAA que reducen el paro, hasta 10 de ellas. Por el contrario, solo dos regiones, la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, obtienen incrementos del paro superiores a los de Andalucía».

Para CCOO en Andalucía es necesario un Plan de Choque

El secretario de Empleo y Nuevas Realidades Laborales de CCOO-A, Sergio Santos, ha insistido en la necesidad de un gran Acuerdo social para la construcción de un modelo económico y laboral sostenible, basado en el fortalecimiento de lo público, tras conocer los datos del desempleo del mes de junio, que dejan en Andalucía 11.009 personas paradas más respecto al mes anterior. Un pacto que, como defiende el sindicato, «ha de estar basado en el acuerdo con los agentes económicos y sociales para salir de la crisis generada por el coronavirus sin dejar a nadie atrás».

Santos ha defendido la figura de los ERTE al aseverar que “se han mostrado como un instrumento útil para frenar la destrucción de puestos de trabajo y ha dejado claro que “ahora corresponde reforzarlos para que mejoren la protección de las personas trabajadoras más vulnerables”.

En Andalucía, el dirigente sindical ha pedido al Ejecutivo que “pase a la acción y con urgencia ponga en marcha un plan de choque con medidas concretas de formación y de políticas activas de empleo que vayan a mejorar la empleabilidad de los andaluces y andaluzas y den una oportunidad laboral a aquellas personas que se han visto afectadas por la crisis del coronavirus en Andalucía”.