18.700 trabajadores de hoteles han perdido su empleo en Andalucía

Habitación de hotel

Habitación de hotel

Según los datos publicados por el INE, Andalucía contó, durante el pasado mes de noviembre, con un total de 1.235 establecimientos y con 45.508 habitaciones. Este número de hoteles supone una cifra un 45,74% inferior a la obtenida hace justo un año.

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado datos de especial interés para el sector turístico en Andalucía. Andalucía se situó como la tercera Comunidad Autónoma con mayor número de pernoctaciones con un 11,3% del total estatal durante noviembre, 4 puntos menos del porcentaje que representábamos en noviembre de 2019. Las dos primeras posiciones han sido ocupadas por Canarias (27,0%), a pesar de ver reducido el porcentaje 2,4 puntos y la Comunidad de Madrid (14,3%).

En lo relativo al grado de ocupación hotelera, durante el undécimo mes del año se situó en el 11,4%, 4,3 puntos por debajo de la media estatal (15,7%), y muy lejos de las CCAA mejor situadas en este aspecto: Canarias (24,2%) y la Comunidad de Madrid (20,3%).

Durante noviembre, Andalucía apenas alcanzó los 165.000 viajeros, situándose en el segundo puesto en el ranking de CCAA, solo por detrás de la Comunidad de Madrid (204.266) y suponiendo el 14,1% de los alcanzados por el conjunto del Estado. Este porcentaje es 6,6 puntos inferior a la que obteníamos en noviembre del pasado año (20,7%). Igualmente, es de destacar como el 83,4% de ellos fueron turistas residentes en España mientras que, solo el 16,6% restante, fueron residentes en el extranjero.

En cuanto a las pernoctaciones, las algo más de 321.000 realizadas en Andalucía supusieron el 11,3% del total estatal y un descenso de 4 puntos con respecto al peso relativo de nuestras pernoctaciones hace un año (15,3%). Como es lógico, también en esta ocasión, las realizadas por turistas residentes en España fueron mayoritarias, situándose en el 76,1% del total.

También durante el pasado mes de noviembre, la duración de la estancia media de los turistas en Andalucía se ha visto reducida, tanto en términos mensuales como interanuales, con caídas que rondan, aproximadamente, el medio punto porcentual en el primero de los casos y casi las 4 décimas en el segundo.

Un dato fundamental a la hora de analizar la actualidad del sector turístico, es el número de establecimientos abiertos estimados por la Encuesta. Según los datos publicados por el INE, Andalucía contó, durante el pasado mes de noviembre, con un total de 1.235 establecimientos y con 45.508 habitaciones.

Estos apenas 1.235 establecimientos suponen una cifra un 45,74% inferior a la obtenida hace justo un año, en noviembre de 2019. Por su parte, el grado de ocupación por habitación (17,04%), también se ha reducido de manera muy importante en términos interanuales (39,58 puntos).  Si lo que analizamos ahora es el personal empleado, los solo 8.089 trabajadores con los que ha contado el sector en noviembre suponen un pronunciado retroceso con respecto a la cifra de noviembre del pasado año (18.657 trabajadores menos).

Según han señalado los sindicatos, «el turismo está sufriendo en primera persona los perversos efectos de la crisis sanitaria y de las medidas de limitación de la movilidad tomadas para intentar doblar la curva de los contagios. El pasado mes de noviembre, con la totalidad de nuestra Comunidad Autónoma afectada por los confinamientos perimetrales de los municipios, ha vuelto a suponer un duro golpe para un sector que, aunque precisa de reformas muy importantes para poder asegurar la viabilidad del mismo, ha supuesto siempre un elemento fundamental en cuanto aportación al PIB y al empleo regional».

«Entre estas importantes reformas, las relativas al mercado laboral son fundamentales. El sector turístico andaluz no puede seguir caracterizándose por la generación de empleo precario. En este sentido, ahora que la situación es tan extremadamente complicada, cuestiones como la diversificación de la oferta turística, la apuesta por la excelencia y la calidad y la generación de empleo de calidad son más necesarias que nunca. Hay que reflotar el sector, pero hacerlo desde el empleo de calidad», han finalizado.