5.500 profesionales sanitarios contagiados, 1.500 más en 24 horas y sigue en ascenso

@AhoraNoticiasEs

Últimas noticias en Andalucía. En un comunicado, el Sindicato Médico Andaluz insiste en que es imprescindible que se priorice la protección del personal sanitario.

El Sindicato Médico Andaluz se reitera en la necesidad del uso de material de protección en todo el personal sanitario que esté en contacto con pacientes, tanto si están diagnosticados como si no lo están. Y esto tiene que ser así porque a día de hoy es una obviedad, y la evidencia científica así lo apoya, que el 80% de los contagios por coronavirus proceden de personas no diagnosticadas.

De los estudios epidemiológicos existentes también se puede deducir que con las medidas de protección adecuadas, la cifra de contagiados entre el personal sanitario sería infinitamente menor y que como no se regule nuevamente y de forma coherente, con sentido común y apoyo en la evidencia, esta cifra irá en ascenso y la pendiente de la curva de contagios entre profesionales se irá acercando a la de la afectación de la población general.

Por ello hacemos un llamamiento a las autoridades sanitarias para que solventen esta situación en la que nos encontramos y dejen de recomendar a los profesionales que no usen mascarillas en determinadas circunstancias ante pacientes no diagnosticados, o que no estén en los “circuitos respiratorios”.

No hay que olvidar que en este contexto pandémico del COVID-19, el mismo Ministerio de la Salud ha sugerido que los profesionales de la salud que se encuentren en contacto directo con personas con sospecha o diagnóstico de COVID-19, deben usar al menos mascarilla quirúrgica; y hoy desafortunadamente, los sospechosos somos todos los españoles (y si no que pregunten al resto de países del mundo); más aún, en nuestros centros y hospitales, lugares cerrados donde existe masificación y contactos físicos, considerar a todos, pacientes y personal, como sospechosos, se convierte en una obligación para frenar el contagio.

Sabemos que hay problemas de abastecimiento y esto ha agudizado el ingenio y la creatividad de muchos profesionales que han empezado a autofabricarse equipos de protección, también han aparecido empresas que con carácter altruista han realizado donaciones de material y equipos. Estos equipos autofabricados o donados pueden no cumplir las normas ISO o no haber pasado los controles necesarios pero, en cualquier caso, siempre serán más efectivos que la ausencia de medidas de protección.  No es admisible que se pongan trabas a su uso, como nos consta que está ocurriendo en algunos centros.

Por mínimo que sea el beneficio de usar una mascarilla quirúrgica, no se puede impedir su uso a los profesionales sanitarios. Y si existen restricciones para el uso de mascarillas quirúrgicas, mucho más complejo es acceder a una del tipo FFP2.

Así que no nos queda más que insistir que las mascarillas son necesarias y efectivas, nos protegen y protegen a los que nos rodean, previenen el contagio en el profesional y en el paciente. Nosotros, los sanitarios nos estamos convirtiendo en uno de los vectores más importantes (somos un colectivo de “portadores”) y solo protegiendo al personal sanitario conseguiremos cortar la cadena.

Si se empecinan en el caso contrario, no haremos más que extender y propagar el agente infeccioso y esto va en detrimento de la salud de nuestros facultativos en particular y de la población en general.

Protejámosles a todos/as.

Comité Ejecutivo SMA