10.000 agresiones a profesionales sanitarios

El Sindicato Médico Andaluz ha iniciado una campaña en contra de las agresiones a los profesionales sanitarios para concienciar a los pacientes y usuarios del papel que tiene el profesional en su salud. El objetivo: “que la sociedad se conciencie ante esta lacra, se tomen las medidas preventivas para que no ocurran las agresiones y de no ser así, se denuncie y se juzgue con toda la fuerza que pueda dar la justicia”.

 Ahora Noticias Andalucía

Según un informe que publica Redacción Médica a partir de los datos del Ministerio de Sanidad las agresiones a profesionales sanitarios aumentan cada año siendo las agresiones verbales las más numerosas y la atención primaria el punto negro.

En los próximos días se va a celebrar en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social la reunión del Comité Consultivo del Sistema Nacional de Salud, una de las principales citas antes de que se celebre el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), convocado una semana después, el 14 de octubre.

Uno de los 17 puntos del orden del día es la información sobre los avances del Grupo de Trabajo Técnico de Agresiones a profesionales del SNS, documento al que ha tenido acceso Redacción Médica.  En este Informe, se señala, se han utilizado como fuente de información los datos remitidos por las propias CCAA, que incluyen todas las notificaciones sobre agresiones, exista o no denuncia, y recogen las notificaciones de las agresiones de todas las categorías profesionales en el ámbito sanitario público.

En el informe se detalla que en 2017 se notificaron un total de 8.328 agresiones (13,59 por cada 1.000 profesionales del SNS) y en 2018 se notificaron un total de 9.741 agresiones (15,89 por cada 1.000 profesionales del SNS), en el conjunto de las CCAA. 

En comparación con las cifras obtenidas en ambos años, «se puede observar un leve incremento en el año 2018 de las notificaciones de agresiones realizadas por el sexo masculino. Sin embargo, las mujeres siguen siendo en su mayoría (73-78 por ciento) las que notifican un mayor número de agresiones en el ámbito sanitario», especifica el informe.

Atención Primaria, punto negro de agresiones

La mayoría de los profesionales que notifican una agresión tanto en 2017 como en 2018, se encuentran entre los 35 y los 55 años de edad. Además, según se destaca en el documento, las agresiones se reparten casi al 50 por ciento entre los niveles asistenciales de Atención Primaria y Hospitalaria. Sin embargo, teniendo en cuenta el número de profesionales que trabaja en cada nivel asistencial, las tasas de notificación de agresiones en Atención Primaria son superiores.

Respecto a la categoría a la que pertenecen los profesionales que notifican la agresión, no se observan diferencias entre ambos años, siendo el personal médico facultativo y el de Enfermería los que notifican más agresiones (64 por ciento aproximadamente entre ambos en 2017 y 2018 respectivamente).

Los profesionales más agredidos

El informe también analiza qué categoría profesional es la que más sufre los actos violentos que se registraron en 2018. Así, son los facultativos son los líderes de esta ‘lista negra’, ya que notificaron un total de 3.259 agresiones. 

Les siguen los profesionales de Enfermeríacon 2.939 episodios notificados; los TCAE, con 1.651; los administrativos, con 915; y los celadores, que notificaron 507 agresiones. El resto de trabajadores en los centros el Sistema Nacional de Salud advirtieron de 468 actos violentos.

La mayoría, agresiones verbales

La mayoría de las agresiones notificadas no son físicas, sino de tipo verbal (como amenazas o insultos) contra el profesional, detalla el documento que se abordará en el Comité Consultivo. Sin embargo, existe un porcentaje que acaba materializándose en agresiones de tipo físico. Con los datos recogidos se puede estimar que existe una agresión física por cada 4,3 agresiones no físicas en 2017 y una agresión física por cada 4,4 agresiones no físicas en 2018.

La mayoría de las agresiones notificadas en ambos años han tenido lugar en diferentes ámbitos de las propias instituciones sanitarias, siendo mayoritarias en las consultas, seguido por la hospitalizacion, las urgencias y los puntos de admisión.

En ambos años las causas alegadas de las agresiones notificadas son similares. La primera causa es la percepción del paciente respecto a la atención recibida, seguida de las demandas del usuario o las que se derivan del acto sanitario o administrativo realizado.El 60% de los agresores son hombres

En el 69 por ciento de los casos, el agresor es el propio usuario o paciente, además, un 60 por ciento de los agresores son hombres, y un 11 por ciento son reincidentes.

Los resultados de este informe, detalla el documento, son un punto de partida para dar una mayor visibilidad al problema de las agresiones a los profesionales del SNS, y buscar medidas de prevención. Además, señala que el ligero aumento de las notificaciones de las agresiones podría deberse a varias causas.Causas que las provocan

Por un lado, a una mayor concienciación del problema por parte de los profesionales del ámbito sanitario, junto a una mayor receptividad y respaldo por parte de Administración Central y Autonómica, las Fuerzas de Seguridad y las Organizaciones Colegiales, por la que se atreven a denunciar o poner en conocimiento las agresiones que antes pasaban desapercibidas.

Además, las sucesivas modificaciones y actualizaciones realizadas en los sistemas informáticos de cada Comunidad, que han logrado recoger de forma más exhaustiva los datos solicitados, así como una mayor colaboración y coordinación entre las instituciones sanitarias de cada región para la transferencia de la información desde los diferentes niveles asistenciales, a los responsables de cada CCAA cuando ésta se ha solicitado.

Tambiém hay que considerar la opción de un incremento real de agresiones, pese a los esfuerzos en la colaboración, coordinación y actuación entre las CCAA, Ministerio de Sanidad, Ministerio de Interior y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Las mujeres, principales agredidas

Los resultados de este informe muestran que las profesionales que notifican las agresiones son en su mayoría mujeres (73-78 por ciento) según los datos aportados por las CCAA. Una posible explicación podría deberse a que el proceso de feminización de la sanidad es un hecho que se ha ido consolidando a lo largo de los últimos años. 

Por otro lado, señala el informe, las CCAA han desarrollado una serie de medidas de carácter autonómico en forma de diferentes planes, directrices o protocolos de actuación; junto con la adopción de varios convenios o planes de colaboración con organizaciones profesionales para proporcionar una mayor protección y seguridad jurídica a los profesionales sanitarios

Dos de cada tres agresiones notificadas se concentran entre los profesionales de la Medicina y de la Enfermería, correspondiendo al mayor activo del sistema sanitario según los datos presentados en los informes anuales del Sistema Nacional de Salud de 2017 y 2018. 300 agresiones en el domicilio o en la calle

El lugar donde se producen la mayoría de las agresiones que han sido notificadas son las consultas. Aunque el porcentaje de las agresiones en la vía pública o domiciliaria presenta una incidencia menor, en números absolutos suponen entre 256 agresiones en 2017 y 301 en 2018, lo que muestra una información relevante que pone de manifiesto la necesidad de que se refuerce la proteccion de estos profesionales, ya no solo en la propia institución sanitaria, si no también en la atención domiciliaria o en el propio trayecto del trabajo al domicilio del paciente o viceversa.

Existen otras fuentes de información sobre agresiones en el ámbito sanitario, como las aportadas por el Ministerio del Interior (recoge las agresiones denunciadas) o la Organización Médica Colegial (que recoge únicamente las agresiones notificadas en los colegios de médicos provinciales).

Ahora Noticias Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *