Andalucía activa la desescalada en todos los distritos en función de su plan de contingencias

Coronavirus satse

El Gobierno andaluz ha activado la desescalada en todos los distritos en función de su plan de contingencias y la incidencia en la zona de influencia para ampliar el número de citas presenciales en Atención Primaria, garantizando la seguridad de pacientes y profesionales

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha asegurado, al cumplirse un año de la confirmación del primer caso de Covid en Andalucía, que “no ha habido colapso en Andalucía en la atención sanitaria”.

Aguirre ha resaltado que “en los centros sanitarios andaluces se ha producido una sobrecarga de la demanda sanitaria a causa de la pandemia que ha tenido una respuesta estructurada y planificada por parte del sistema sanitario andaluz, a través de los planes de contingencia de Atención Primaria y Hospitalaria”.

En este sentido, ha criticado “la falta de credibilidad del Partido Socialista que obvia en su discurso que estamos ante una pandemia mundial e intenta desprestigiarnos hablando de colapso, cuando la imagen de colapso está vinculada a su gestión”. “En nuestra mente queda como, año tras año, con el Gobierno socialista al frente de la Junta de Andalucía, veíamos aquellos pasillos de urgencias llenos de camas y las urgencias colapsadas por la gripe”, ha recordado.

El objetivo del Sistema Sanitario Andaluz ha sido “garantizar a nuestros pacientes los cuidados que precisen y una cama de hospital cuando lo necesiten, tanto a los pacientes por Covid-19 como a los que precisaban asistencia por patologías oncológicas, urgentes y no demorables y a cualquier andaluz que ha necesitado de hospitalización”. Y para conseguir esto, ha detallado Aguirre, “hemos tenido que adecuar nuestro sistema sanitario, reorganizando los circuitos y flujo de pacientes dentro del ámbito hospitalario y de Atención Primaria con la diferenciación de circuito respiratorio y no respiratorio para garantizar la seguridad de los ciudadanos, reforzando el personal sanitario e incrementando las inversiones en equipamiento”

Más Atención Primaria durante la pandemia

El consejero ha destacado “el incremento en la actividad en 2020 frente a la del 2018, en cuanto a médicos de familias y enfermeras, y la implementación de las consultas telefónicas como forma principal de atención inicial debido a la pandemia”.

En Medicina de Familia, se ha incrementado la actividad total, con 38,2 millones de consultas en 2020 frente a los 35,7 millones del 2018. La reducción a la mitad de las consultas presenciales se ha visto más que compensada con el gran incremento de consultas telefónicas y de la actividad domiciliaria.

En Pediatría, se han reducido a la mitad las consultas presenciales, aumentándose notablemente la actividad domiciliaria, y se han superado las 2.300.000 consultas telefónicas. En conjunto la actividad ha sido menor que en 2018.

En cuanto a Enfermería, y dado que se requiere una mayor presencialidad de los pacientes, ha habido una mayor actividad en su conjunto al pasar de 24,2 millones de consultas en 2020 ante 23,4 millones de 2018.

Para todas las categorías profesionales y tanto para actividad presencial como para actividad telefónica se ha ido produciendo una reducción de la demora media desde septiembre de 2020 a 16 de febrero de 2021, produciéndose un pico durante las fiestas navideñas por el descanso del personal sanitario.

Activación de la desescalada

Por otro lado, Jesús Aguirre ha indicado que “la voluntad del Gobierno andaluz es ampliar el número de citas presenciales en Atención Primaria, garantizado la seguridad de pacientes y profesionales. Por este motivo, se ha activado la desescalada en todos los distritos en función de su plan de contingencias y de la incidencia de su zona de influencia”. Como ejemplo, el Plan de accesibilidad 2021 del Distrito sanitario Córdoba y Guadalquivir, mediante el cual los ciudadanos podrán pedir a partir del próximo martes 2 de marzo citas presenciales en sus 20 centros de salud y 33 consultorios locales. Para ello, se han realizado los cambios necesarios para compatibilizar la atención presencial y la seguridad del paciente y del profesional.

Asimismo, el consejero ha detallado el estado de las listas de espera en Andalucía y el impacto de la pandemia. “El anterior gobierno socialista no incluyó en las listas de espera que publicaba a medio millón de andaluces, un hecho que ha tenido gran incidencia en las listas de espera de 2019 y 2020”. El consejero ha advertido que “el Partido Socialista quiere aprovechar los efectos de la pandemia para blanquear su gestión en las listas de espera”.

Y es que, debido a la pandemia, “hemos tenido que suspender temporalmente una parte de la actividad para hacer frente a los picos más álgidos de la pandemia, a excepción de la de los enfermos de cáncer y de las intervenciones no demorables”. No obstante, “hemos recuperado parte de esa actividad con los recursos de los centros públicos y, cuando no ha sido posible, requiriendo colaboración de los centros privados”, ha incidido.

La repercusión de la pandemia sobre el cáncer en Andalucía

Por otra parte, el titular de Salud y Familias, que ha abordado de forma pormenorizada el impacto que la pandemia en el proceso del cáncer en Andalucía, ha señalado que “como consecuencia del primer estado de alarma se suspendieron las invitaciones al programa de cribado de cáncer, que se reanudaron progresivamente en junio y no se cancelaron en ningún momento las pruebas de confirmación (colonoscopias) previstas”.

Según los datos ofrecidos por el consejero, a pesar de la pandemia, se ha visto incrementado considerablemente desde 2018 a 2020 el número de invitaciones al programa de cribado de cáncer de colon, la aceptación de las invitaciones, el porcentaje de participación, el número de test de sangre oculta en heces, el número de colonoscopias realizadas, la atención al adenoma y los cánceres invasivos diagnosticados”.

Y es que los datos hablan por sí solos. “De las 288.326 invitaciones al programa que se realizaban en 2018 en situaciones normales, hemos pasado a 1.851.981 en 2020 (a 30 de noviembre); del 11,3% de participación en 2018, hemos conseguido el 20,4% de participación; el número de test de sangre oculta en heces se ha multiplicado en 2020 por 11,5 respecto a 2018 y el número de colonoscopias se ha incrementado en plena pandemia un 2500 por cien con respecto a 2018. Es decir, de las 580 colonoscopias de 2018, pasamos a realizar 9.187 en 2019 y 15.310 en 2020. En 2018 se diagnosticó tan solo un cáncer invasivo frente a los 142 de 2019 y los 274 que se han diagnosticado en 2020 (hasta noviembre)”.

Por tanto, el consejero ha dejado claro que la situación actual ha mejorado mucho respecto a 2018, a pesar de la grave situación que atravesamos por el Covid-19, y ha reconocido que “siendo unas buenas cifras, el Gobierno andaluz no es un gobierno conformista y está centrado en mejorar la cobertura y la aceptación y participación en el cribado, planteando estratégicas de difusión y concienciación de la población e impulsando un plan específico en colaboración con pacientes y asociaciones.

En cuanto al diagnóstico de cáncer, “en el primer semestre de 2020 se diagnosticaron 40.224 nuevos casos de cáncer, lo que supone un 17,2% menos que en 2019, una cifra bastante inferior si lo comparamos con algunos países europeos y algunas Comunidades autónomas de España”, ha indicado.

El mantenimiento de la asistencia sanitaria a los enfermos de cáncer ha sido un reto importante durante la pandemia. En el primer semestre de 2020, se han realizado, en Andalucía, un total de 14.989 intervenciones quirúrgicas por cáncer, lo que supone una disminución del 8,4% respecto 2019 que es normal teniendo en cuenta el descenso de diagnósticos. Se contempla también un ligero descenso en el número de inicios de quimioterapia debido fundamentalmente al aumento de tratamientos no intravenosos como los tratamientos orales en las patologías más frecuentes como el cáncer de pulmón, cáncer de mama, colon o tumores urológicos.

En cuanto al inicio de radioterapia, se ha seguido los mismos parámetros que las pruebas diagnósticas, habilitándose espacios específicos en el caso de que no pudieran mantenerse en el hospital las medidas de protección.

Las consultas de oncología médica y oncología radioterápica han experimentado un ligero aumento, gracias al enorme esfuerzo de los profesionales y al impulso de la teleconsulta.

Desde el Servicio Andaluz de Salud, se han puesto a disposición de los profesionales las herramientas corporativas de teleconsulta y telemonitorización, permitiendo a los mismos adecuarlas a las situaciones de cada paciente concreto. El acceso en domicilio a la consulta de historia digital única de salud para facilitar la teleconsulta, la implantación de la telefarmacia, la elaboración de protocolos de acceso a los centros y la habilitación de espacios específicos o adaptación de los existentes son otras medidas que se han puesto en marcha.

El consejero de Salud y Familias ha anunciado que “en breve se aprobará la Estrategia Andaluza en Cáncer, cuyos ejes principales son la promoción de la salud y el diagnóstico precoz”.

Del mismo modo, se ha hecho eco del proyecto de seguimiento de pacientes crónicos “Cuidando por ti”, puesto en marcha con la finalidad de incrementar la esperanza de vida de estos pacientes; el desarrollo de una serie de herramientas TIC para conseguir una atención personalizada y proactiva de estos pacientes y la continuidad asistencial dentro de todos los ámbitos del Sistema Sanitario Público de Andalucía, con la conexión entre la Atención Primaria y especializada como uno de los pilares fundamentales.

Para ello, se cuenta con ClicSalud+, portal de acceso al usuario a su historia clínica digital y otros servicios, como la consulta del plan de acción personalizada pactado con su profesional de referencia o un módulo asistencial, con las herramientas de valoración de pacientes, diseño de intervenciones y propuesta de recomendaciones de los profesionales de Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Urgencias.