Andalucía es la cuarta comunidad con mayor número de muertes en el trabajo

Siniestralidad laboral

Siniestralidad laboral

@AhoraNoticiasEs

Registra un aumento del 17,8% de incidencias en los accidentes mortales a pesar del confinamiento y del contexto de paralización de la actividad económica que hemos sufrido debido a la pandemia por el Coronavirus.

CCOO-A denuncia que las muertes en el trabajo siguen aumentando a pesar del parón en la actividad laboral. Los datos del avance de estadísticas de accidentes de trabajo correspondientes al periodo enero-junio de 2020 vuelven a mostrar un panorama muy preocupante con 56 víctimas en el trabajo, situando a Andalucía como la cuarta Comunidad Autónoma a nivel estatal con mayor siniestralidad.

En este sentido, Andalucía registra un aumento del 17,8% de incidencias en los accidentes mortales, “a pesar del confinamiento y del contexto de paralización de la actividad económica que hemos sufrido debido a la pandemia” en donde solo dos personas trabajadoras fallecidas han sido reconocidas como accidente laboral por COVID-19, una en Granada y otra en Sevilla.

Tras conocer las estadísticas de accidentes de trabajo correspondientes al primer semestre del año que publica el Ministerio de Trabajo y Economía Social, la secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral de CCOO Andalucía, Nuria Martínez, ha reseñado que «los datos cada vez resultan más preocupantes y muestran la debilidad del sistema preventivo andaluz que, al mínimo bache de su actividad, se resiente y lo pagan las personas trabajadoras y su salud».

En los seis primeros meses del año se han producido 38.676 accidentes totales de los que 34.176 son en jornada de trabajo y el resto, 4.500 in itinere; 486 accidentes graves, de los que 106 son in itinere y 56 accidentes mortales correspondiendo 6 de ellos a accidentes in itinere.

Con estos datos, el número total de accidentes de trabajo registrados en Andalucía en este periodo ha descendido tan solo un 0,2% con respecto a 2019, teniendo en cuenta la población trabajadora, “un porcentaje ínfimo en un contexto de paralización de la actividad económica y la extensión del teletrabajo como consecuencia de la pandemia que sin duda ha hecho que muchos de los accidentes laborales que se han producido permanezcan ocultos”, incide Martínez.

En cambio no sucede lo mismo en el caso de la siniestralidad mortal. Entre enero y junio de 2020 han fallecido 354 personas en el trabajo a nivel estatal, 56 de ellas en Andalucía (57 en 2019). De estas personas 6 han fallecido en el trayecto de ida y vuelta al trabajo (in itinere) lo que ha supuesto un descenso de más del 50% con respecto al año anterior (13 en 2019), pero en cambio se ha registrado un aumento del 17,8% de incidencia de las muertes ocurridas en centros de trabajo (de 44 a 50 en 2020), cuestión que “demuestra que las medidas de seguridad y salud se han relajado a pesar de la pandemia”.

Por este motivo CCOO-A reclama “más controles ante los incumplimientos” y denuncia que “la precariedad laboral y la inestabilidad hacen estragos en las personas trabajadoras y en su salud, obligándoles a renunciar a derechos y a asumir peores condiciones de seguridad para mantener el empleo”.

Para el sindicato “estamos en un momento crucial para reforzar la prevención y la protección de las personas trabajadoras en las empresas, aunque mucho nos tememos que hay sectores empresariales que se están comportando de manera muy irresponsable, como es el caso del agrario y del sector servicios”.

También se debe resaltar que tan solo se han registrado 2 partes de accidente de trabajo por COVID-19 en Andalucía. Los contagios por Coronavirus en el sector sanitario y sociosanitario sólo son considerados accidentes de trabajo con posterioridad al 26 de mayo, por lo que un gran número de trabajadores y trabajadoras no van a ver reconocida la contingencia profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.