Andalucía trata de ser la primera comunidad en poner en marcha el Plan de Acción por el Clima

Andalucía trata de ser la primera comunidad en poner en marcha el Plan de Acción por el Clima

El documento fija las políticas de cambio climático de la Junta para la próxima década, estableciendo la reducción de emisiones al 40%.

El Plan Andaluz de Acción por el Clima cuenta con un exhaustivo diagnóstico, que ha servido de base para la redacción de más de 150 medidas organizadas en tres programas que se centran, respectivamente, en la adaptación al cambio climático, la mitigación de los efectos de este fenómeno y actividades de comunicación.

El principal objetivo del programa de mitigación es reducir las emisiones y, para ello, define 74 líneas estratégicas de actuación relativas a 10 áreas (energía, edificación y vivienda, transporte, movilidad, turismo, agricultura y ganadería, usos de la tierra, industria y residuos). Destaca especialmente el objetivo de reducción del 41% las emisiones que aspira a alcanzar Andalucía en 2030 a nivel general, y que supone elevar las previsiones marcadas tanto por la actual ley andaluza (18%) como por el Plan Nacional de Energía y Clima (39%).

En el caso del programa de adaptación, el PAAC recoge un diagnóstico de las principales vulnerabilidades de Andalucía respecto al cambio climático, que son la demanda y disponibilidad de agua, el incremento súbito de precipitaciones intensas y la subida del nivel del mar. En función de estos condicionantes, apunta que los sectores económicos andaluces más vulnerables a este fenómeno son la agricultura de regadío y la ganadería, el turismo, la pesca y el sector forestal, y establece 44 líneas estratégicas para las 15 áreas con mayor posibilidad de afección.

Por último, el programa de comunicación y participación persigue dar a conocer el cambio climático para que la sociedad tome conciencia del problema y las posibles formas de actuar frente a él. De esta forma, se ofrece a los ciudadanos la posibilidad de ser parte de la solución ya que, a través de la información y formación, se fomenta que los andaluces participen en la lucha contra el cambio climático en su ámbito de competencia profesional o individual. En este caso, el PAAC recoge siete líneas estratégicas para cuatro áreas concretas (comunicación y acceso a la información, sensibilización publica, educación y formación y participación pública). La puesta en marcha de estas medidas contribuirá a alcanzar 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU.

Con el fin de poder evaluar su efectividad, el PAAC incluye un sistema de seguimiento basado en informes anuales, revisiones que se realizan cada cuatro años y un sistema de 14 indicadores que permitirán conocer la evolución de Andalucía en distintos aspectos.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el Plan Andaluz de Acción por el Clima (PAAC), elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible con el objetivo de fomentar iniciativas que permitan a la comunidad autónoma adaptarse y hacer frente al cambio climático y sus consecuencias sobre el territorio y la sociedad. De esta forma, Andalucía se posiciona como la primera comunidad española en aprobar una planificación acorde con la nueva Ley estatal de cambio climático.

El PAAC es la herramienta de planificación de todas las políticas de cambio climático a llevar a cabo por la Junta de Andalucía en la próxima década e incluye tres programas centrados, respectivamente, en mitigación de emisiones para la transición energética, en la adaptación al cambio climático, y, por último, en la comunicación y participación de la ciudadanía en la consecución de estos objetivos.

Con el visto bueno otorgado al plan, el Gobierno andaluz podrá desplegar un conjunto de actuaciones climáticas y movilizar los recursos económicos necesarios sin que suponga la imposición de cargas accesorias. En concreto, esta planificación comprende actuaciones a desarrollar entre 2021 y 2030 y se estima que su ejecución podría llevar aparejada una inversión de alrededor de 6.200 millones de euros que procederían tanto de diversos departamentos de la propia Administración autonómica como de la Unión Europea.

El cambio climático y sus consecuencias, especialmente el incremento de la temperatura media del planeta asociado al aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, tienen su reflejo en el medio ambiente, en el desarrollo económico y en la sociedad a nivel mundial. Sin embargo, pese a tratarse de un problema planetario, estas circunstancias climáticas presentan también claras repercusiones a escala regional e incluso local.

Andalucía y su medio natural son especialmente sensibles a los cambios que se están produciendo y que ponen en peligro los ecosistemas y espacios naturales de mayor valor y fragilidad de su territorio. Además, el modelo económico andaluz tiene una alta dependencia de las condiciones climáticas y, en ocasiones, su población debe enfrentarse al rigor de un clima caracterizado por episodios de altas temperaturas o de escasez de recursos hídricos. Por esta razón, la lucha contra el cambio climático, la aplicación de medidas para adaptarse a sus efectos y la reducción de emisiones han sido actuaciones ineludibles para el actual Gobierno andaluz desde el inicio de la presente legislatura.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS