Los sindicatos denuncian que la Junta de Andalucía pretende eliminar unidades escolares públicas en plena crisis del Coronavirus

Niñas y niños en el aula

Niñas y niños en el aula

@AhoraNoticiasEs

El próximo curso escolar en Andalucía se espera complicado. El sindicato denuncia que las supresiones también se van a producir en centros educativos que cuentan con alumnado suficiente para su mantenimiento. Todo esto a pesar de estar inmersos en la pandemia provocada por la Covid-19 que exige distanciamiento físico.

La Consejería de Educación ha notificado a los centros educativos públicos el cierre de numerosas unidades escolares para el próximo curso escolar, incluso, aunque estas cuenten con solicitudes para su mantenimiento, y a pesar de estar sufriendo una pandemia que requiere una reorganización de la actividad lectiva presencial.

Para el Secretario General de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, “es tremendamente grave que la Consejería de Educación actúe de modo tan irresponsable, suprimiendo unidades escolares públicas en la actual situación de pandemia. Supresiones sobre las que el sindicato está recabando información ‘centro a centro´, ante el ocultismo de la Administración educativa”.

En este sentido, CCOO censura el proceder la Consejería de Educación porque actúa como si la Covid-19 no existiese, obviando su deber de garantizar la salud de las personas y evitar un rebrote, algo que en el ámbito educativo requiere, entre otras, garantizar la distancia física entre el alumnado, una medida que la Administración educativa no quiere aplicar. Esto, según Molina, “pone de manifiesto que los gestores de la Educación andaluza no han aprendido la lección sobre el coronavirus de estos últimos meses y las nefastas consecuencias que ha acarreado a toda la sociedad”.

Además, el sindicato denuncia que la actitud economicista e ideológica impuesta por la Consejería de Educación ya ha provocado este curso escolar 2019-2020 la supresión de numerosas unidades públicas. Para CCOO, Educación debe rectificar y hacer uso de la bajada de natalidad para romper la brecha al alza en ratio que tiene Andalucía respecto a España y para favorecer el distanciamiento social, sin embargo, pretende seguir imponiendo supresiones a pesar de la pandemia.

A este respecto, Molina “denuncia la intencionalidad política de estas supresiones de unidades escolares públicas, la mayoría de ellas en aulas de tres años, lo que va a suponer la pérdida progresiva de toda una línea –desde el primer curso de Infantil hasta sexto de Primaria–, en numerosos centros educativos de titularidad pública”.

Igualmente, desde el sindicato se critica que la Consejería de Educación, en vez de planificar el próximo curso escolar con una perspectiva preventiva ante la mayor pandemia padecida en España en el último siglo, continúa dañando a la escuela pública andaluza suprimiendo unidades, una actitud irresponsable y a contracorriente por la necesidad de incrementar el número de unidades escolares para atender el distanciamiento físico dentro del aula y, así, proteger al alumnado, a la comunidad educativa y a toda la sociedad.

CCOO anuncia que realizará acciones movilizadoras para evitar que se ejecuten estas supresiones y exige a la Consejería de Educación que actúe con responsabilidad y garantice la distancia física en las aulas.

“Además, de ser necesario, el sindicato llevará a cabo acciones legales contra los responsables educativos andaluces por incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, por poner en peligro a las trabajadoras y trabajadores de la educación, al alumnado y a sus familias con actuaciones como la de suprimir unidades escolares públicas, no asumiendo su responsabilidad ante esta crisis sanitaria”, finaliza Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *