CCOO advierte al Gobierno andaluz que “el crédito ya se le ha acabado”

Últimas noticias en Andalucía. “El diálogo social no es ir a reuniones, es intervenir en las políticas públicas para mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras andaluces, presentar propuestas y llegar a puntos en común y este gobierno está demostrando que está muy alejado del diálogo, del compartir y del entendimiento”, ha afirmado López Marín.

La secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, ha hecho balance en rueda de prensa del primer año de gobierno de la Junta de Andalucía, señalando al respecto que la situación “es muy preocupante” y advirtiéndole al gobierno que “el crédito ya se ha acabado”. “La reunión del 8 de enero con el presidente de la Junta fue un fracaso porque de nada sirve que Moreno tenga voluntad y luego su equipo no la ejecute. El diálogo social no es ir a reuniones, es intervenir en las políticas públicas para mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras andaluces, presentar propuestas y llegar a puntos en común y este gobierno está demostrando que está muy alejado del diálogo, del compartir y del entendimiento”, ha afirmado López Marín.

De hecho, la dirigente ha explicado que este primer año de legislatura ha estado marcado por decisiones unilaterales “que han provocado muchos efectos nocivos en los trabajadores y trabajadoras”. “Ha habido dos presupuestos y muy poca gestión que han hecho que aumenten los problemas de los andaluces y las andaluzas porque son presupuestos que no cubren las necesidades de la mayoría social y, en cambio, dan regalos fiscales a quienes más tienen”.

En ese sentido, la secretaria general ha hablado de la sanidad “donde falta personal y han aumentado los tiempos de espera para pruebas diagnósticas”; de la educación, “donde se han recortado 470 unidades”; de dependencia, “donde ha aumentado la lista de espera en 13.400 personas pese al incremento presupuestario en Andalucía”; de la contratación pública, “donde no están haciendo nada y se han perdido 13.000 puestos de trabajo”; y de la igualdad “donde el gobierno parece estar acomplejado y actúa a remolque de terceros para destruir los avances conquistados tras muchos años de esfuerzo”.

La dirigente ha dejado claro que “en CCOO Andalucía siempre tendemos la mano al diálogo pero es responsabilidad del gobierno aceptarla o no y hasta ahora lo que estamos viendo son muchas ruedas de prensa, muchos platós de televisión y muchas reuniones que no llevan a ningún sitio”. “Si hay despidos o deterioro de los servicios públicos buscando privatizarlos previa asfixia en diferido, habrá conflictividad social”.

En la línea de ese diálogo, el sindicato ha presentado un decálogo con diez propuestas para impulsar el diálogo social en Andalucía que pasan por plantearle al gobierno la necesidad de “una política económica distinta para ir al límite de su capacidad de ingresos y garantizar el retorno social, la justicia y la equidad”.

Vidán por su parte ha criticado que la acción del gobierno andaluz ha provocado en Sevilla en este primer año un aumento de las desigualdades “al no haber una política fiscal progresiva”. En datos, la capital andaluza tiene una tasa de paro del 22%, una tasa de contratación temporal de entre el 95-96% y más de 106.000 personas sin ninguna prestación.

Además, el dirigente critica la paralización de obras como el tren de Alcalá, la supresión de cuatro trenes de media distancia a Granada, la externalización de la obra del metro o la situación “tercermundista que se da entre Osuna y Pedrera al no poner en servicio una vía de tren que ya está terminada”. “Estamos ante unos presupuestos cicateros que sitúan a Sevilla por debajo de la media en inversión en infraestructuras, recortan en sanidad y en educación y permiten que uno de cada tres jóvenes de menos de 25 años estén en desempleo y que el trabaja cobre una media de 711 euros”.

En cuanto al empresariado, tanto López como Vidán han hecho un llamamiento a la responsabilidad y al cumplimiento del IV Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva. “En Andalucía estamos viendo que se han vuelto más reaccionarios y siguen anclados en el cortoplacismo guardándose los beneficios porque la reinversión es nula”. De hecho, CCOO explica que la subida se sitúa en el 1’9% frente al 2’33% de España y muy lejos del 3% comprometido en el IV AENC.

Gobierno central

En cuanto al gobierno de coalición en España, CCOO ha hecho una valoración positiva y ha aseverado que “el acuerdo programático nos suena bien y entendemos que es un paso adelante porque España no podía esperar más”.

Como ha declarado López Marín “lo que queremos es que se concreten las medidas cuanto antes y se establezca una agenda reformista que derogue las reformas laborales para volver a equilibrar el tablero de juego; se devuelva a los trabajadores y trabajadoras los derechos arrebatados para hacer un país más igualitario, social y sostenible; se vuelva al marco del Pacto de Toledo para abordar las pensiones acabando con el factor de sostenibilidad; se recupere la capacidad de inversión en sanidad, educación y dependencia; se garantice la igualdad aumentando al mismo tiempo la autonomía financiera de la mujer; se acabe con la Ley Mordaza o se ponga coto a los precios de la vivienda, entre otras cuestiones.

También ha habido en este ámbito un llamamiento expreso al empresariado “para que no se pongan nerviosos ante una subida del Salario Mínimo Interprofesional” y les ha recordado “que la subida no supondrá una hecatombe como ya quedó claro en 2019 cuando, si ha habido un mejor cierre del año, ha sido precisamente gracias a la anterior subida salarial, que ha permitido que el consumo se reactive”. Últimas noticias en Andalucía.