CCOO exige un plan de choque para Andalucía y acusa a la patronal de estar en una “inocentada permanente” con los trabajadores

«La patronal en Andalucía se está acostumbrado a obtener beneficios directamente de los Presupuestos pero no quiere que se suba 50 euros el Salario Mínimo de aquellos trabajadores y trabajadoras que no tienen convenio colectivo y cobran salarios de miseria”, apunta López Marín

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López ha vuelto a exigir al Gobierno de la Junta un plan de choque urgente con medidas concretas para proteger a los trabajadores y trabajadoras que se han visto afectados por las medidas de restricción de actividad y movilidad.

En opinión de la dirigente, el Ejecutivo andaluz “ha sido bastante tibio en sus respuestas y bastante reacio en sus políticas hacia los trabajadores y trabajadoras de Andalucía”. Y ha puesto como ejemplo que “en plena crisis por la pandemia no se haya aumentado la plantilla de los servicios públicos, especialmente, de la sanidad –de la atención primaria y hospitalaria-, tampoco del número de rastreadores –que es lucha directa contra el covid-19-; y se sigan sin reforzar otros servicios públicos y las ayudas a autónomos, “que son raquíticas, poco eficaces e insuficientes para cualquier comercio de barrio porque 1.000 euros a fondo perdido no sirven para mantener la actividad”.

CCOO ha vuelto a exigirle al Gobierno andaluz que ponga en pie un plan de choque que tiene que incluir una serie de medidas, entre ellas, complementar los ERTE. “La prestación por ERTE de media en noviembre en Córdoba ha sido de 365 euros, la segunda más baja de toda Andalucía tras Cádiz, y en Andalucía es de 482 € mensuales”. En opinión de la dirigente sindical, “con esas cantidades no se puede vivir”, al tiempo que ha recordado que a 18 de diciembre había en Andalucía 106.847 personas en ERTE, 6.865 de ellas en Córdoba.

Además, el sindicato reclama que se incremente la Renta Mínima de Inserción y se refuercen los servicios públicos, especialmente la sanidad, la educación, la dependencia –bastante abandonada- o la Administración General y la de Justicia. En este sentido, Nuria López ha criticado que la Junta “se haya amparado en el excesivo y perverso principio de prudencia, porque cuando hay recursos y hay necesidades y se guardan, al final es perverso porque no se movilizan los recursos para satisfacer las necesidades del que más lo necesita”, ha advertido la dirigente para, a continuación dejar claro que “ Andalucía lo necesita porque hay una escasa capacidad industrial, falta de inversión en investigación, innovación y desarrollo, un turismo totalmente especulativo, una agricultura que se apoya en la reducción de los costes laborales y un déficit importante en las infraestructuras”.

En referencia a la patronal, la secretaria general de CCOO-A ha sido muy dura al afirmar que “está en una inocentada permanente a los trabajadores y trabajadoras porque se está acostumbrando a obtener beneficios directamente de los Presupuestos Generales del Estado pero no quiere que se suba 50 euros el SMI de aquellos trabajadores y trabajadoras que no tienen convenio colectivo y cobran salarios de miseria”. López Marín ha sido muy crítica en este sentido al afirmar que la patronal “se embolsa un día sí y otro también, sin ningún problema ni impedimento, los recursos que vienen de los presupuestos que salen del conjunto de los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras. Esto es una inocentada que desde CCOO no vamos a tolerar ni vamos a permitir”, apostilla.

La líder sindical ha hecho hincapié en relación con este tema a que “subir el SMI es de justicia, porque aún estamos lejos de la media europea, y por eficiencia económica ya que el incremento salarial de los sueldos más bajos supondría un incremento de consumo que repercutiría positivamente en las empresas”.

Así, López ha reclamado a las empresas que en 2021 haya subidas salariales, mejoras en las condiciones de trabajo, mayor inversión productiva y un compromiso con el comercio de barrio, y con los autónomos, “que nos los asfixien”, y “responsabilidad con todos los recursos que se han movilizado para salvar sus empresas”.