De los 732 millones en ayudas anunciados por la Junta sólo se podrán activar la mitad «por un problema jurídico grave» que el gobierno de Moreno Bonilla no había tenido en cuenta

Ayudas Junta de Andalucía

Sólo se pueden activar por el momento 372 millones de los 732 anunciados por la Junta de Andalucía, en un acto con representantes de los sindicatos y empresarios, porque «existe un problema jurídico grave de incompatibilidad con las ayudas del Gobierno Central» y que la propia Junta no había tenido en cuenta.

 «Es el mayor montante de ayudas directas aprobado por una comunidad autónoma hasta ahora», aseguraba hace tan sólo 48 horas el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en un solemne acto en el que participaron la patronal y los representantes de los principales sindicatos de Andalucía.

Pero la realidad es que la Junta de Andalucía sólo podrá activar algo más de la mitad hasta que el Gobierno central regule sus ayudas directas con los requisitos necesarios para que el resto de las ayudas puedan desbloquearse. «Tenemos un grave problema jurídico en cuanto a la incompatibilidad o no de las ayudas que el Gobierno de España pone en marcha con las que tenemos las comunidades autónomas asignadas», ha asegurado el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. Tanto empresarios como sindicatos se sienten ahora decepcionados «por una foto, hecha de prisa y corriendo, sin tener en cuenta el encaje jurídico para implementar estas ayudas en Andalucía«.

¿Nadie en el gobierno Andaluz alertó de esta incompatibilidad? ¿No se realizó el estudio jurídico pertinente? ¿Lo sabía la propia Junta de Andalucía y, aún así, siguió adelante en una foto de consenso con sindicatos y empresarios para 24 horas después tener que frenar dichas ayudas? ¿»El mayor montante de ayudas directas aprobado por una comunidad autónoma hasta ahora…» sólo es fruto de la improvisación? Son preguntas que el gobierno andaluz tendrá que responder en los próximos días.

Pero no sólo es cuestión de una respuesta a lo que se atisba como «una improvisación por parte del equipo de Moreno Bonilla»: las personas, las pymes, las empresas… en definitiva, la sociedad andaluza, vive una de las peores crisis económica y social provocada por la pandemia del coronavirus y esas ayudas, según estos sectores, «o llegan ya o no habrá futuro».

Las ayudas en cuestión

Estas ayudas se basan en tres grandes bloques. El primero de ellos incluye catorce líneas de ayudas dirigidas al mantenimiento del empleo y la actividad económica y en él se destina un total de 585 millones de euros a ayudar a las pymes andaluzas a mantener el empleo en los sectores más castigados por la pandemia.

En cuanto al segundo bloque que es el de ayudas destinadas a la protección para las personas más necesitadas y afectadas por la pandemia, engloba un montante de 107 millones de euros e incluye algunas medidas como es la creación de una Prestación Extraordinaria para situaciones de máxima necesidad dotada con 30 millones de euros. Se trata de una prestación que va en línea con la Renta Mínima de Inserción Social, que se mantiene, pero que se reformula que no colisione con el Ingreso Mínimo Vital del Estado y sea lo más útil posible.

Un tercer bloque de ayudas que es el destinado al Plan de refuerzo de personal en la Junta dotado con 40,4 millones para realizar más de 1.700 contrataciones en todas las provincias.