El amianto, un material cancerígeno que sigue muy presente en Andalucía

El amianto, un material cancerígeno que sigue muy presente en Andalucía

CCOO inicia una campaña sobre el amianto y exige la creación de Centros-Unidades de referencia en todas las provincias de Andalucía.

El asesino invisible, como se le ha llamado al amianto por los efectos mortales derivados de su manipulación industrial y por la aparición de numerosas enfermedades que ocasiona, será el causante, según advierten algunos estudios, de entre 45.000 y 55.000 muertes en España hasta 2040.

CCOO ha puesto en marcha una campaña informativa dirigida a las personas trabajadoras, centros de trabajos y ciudadanía en general que recoge varias exigencias. Entre ellas, el sindicato pide la potenciación y creación de centros-unidades de referencia del amianto en todas las provincias de Andalucía. “A dichos centros podrán acudir todos los ciudadanos y ciudadanas afectados que hayan estado expuesto a las fibras de Amianto, ya sean de manera directa o indirecta”.

Asimismo, el sindicato ha reclamado apoyo psicológico y social a las personas afectadas, para que se les reconozca tal condición y les otorguen los beneficios de una vida digna (jubilaciones anticipadas, indemnizaciones, reconocimiento de enfermedad profesional, etcétera.)

Por otra lado, la central exige a las administraciones competentes que establezcan las medidas necesarias para el control y establecimiento de programas de investigación, registro y vigilancia de la salud; la realización de inventarios de los edificios públicos, colegios, hospitales, centros de trabajo, viviendas, etcétera, en relación con los materiales de sus instalaciones, al menos en lo que se refiere a la existencia o no de Amianto, y la aprobación de la Ley sobre el Fondo de compensación.

CCOO ha recordado que ninguna de las empresas por aquellos años realizaron estudios de fibras de Amianto en el lugar de trabajo ni informaron a los trabajadores del material que estaban utilizando y cómo protegerse. “No suministraban los equipos de protección individual adecuados y la ropa de trabajo impregnada por el polvo de amianto era llevada a los domicilios particulares de los trabajadores para ser lavada, con el consiguiente riesgo de contaminar también a la familia. La mayoría de las empresa incumplió las obligaciones legislativas, actuando con una total negligencia, al no adoptar precaución alguna”.

A consecuencia de ello, el sindicato ha explicado que muchos trabajadores fallecieron por enfermedades relacionadas con la exposición directa y/o indirecta a la fibra de Amianto. “Todos ellos fueron diagnosticados de cáncer, pero ninguno fue por relación a la exposición del Amianto, según la administración”.

Desde junio de 2002, ningún proceso industrial puede utilizar amianto como materia prima, y tampoco se puede ni vender ni adquirir productos con Amianto en España; en cambio, cada día son más los trabajadores (prejubilados, jubilados) a los que les están diagnosticando enfermedades, relacionadas con la exposición que tuvieron al amianto. “El problema no está tanto en la retirada y desamiantado, ya hoy regulado por el RD 396/2006, como en los efectos que haya podido dejar en los trabajadores expuestos con anterioridad, sin ninguna protección y sin información del riesgo al que han estado sometidos, de ahí la necesidad de campañas como esta”, aseveran desde el sindicato.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS