El año que vivimos peligrosamente… ‘tecnológicamente hablando’

El año que vivimos peligrosamente… ‘tecnológicamente hablando’

El coronavirus ha revolucionado no solo el mundo de la salud y la investigación sino que también ha cambiado nuestros hábitos sociales acelerando la transformación digital de empresas y personas

El año 2020 ha sido el año en el que el mundo se ha encerrado en su casa, nos hemos distanciado, hemos evitado el contacto social, ha sido el año de las calles vacías y los aplausos desde la ventana.

Pero también ha sido el año del teletrabajo, de las videollamadas con los amigos y familiares, de las compras online, las clases en classroom de google o las reuniones de trabajo virtuales.

En definitiva ha sido el año, en el que le hemos perdido el miedo las tecnologías de la información y la comunicación y nos hemos lanzado por obligación a lo que se conoce como «transformación digital o inmersión tecnológica».

Estas tecnologías, se concretan en conceptos como Cloud computer, ciberseguridad, automatización…las cuales han sido las estrellas de este año y han disparado su crecimiento y desarrollo.

Pero como hemos comentado, el salto ha sido obligado, entonces ¿que va a pasar este 2021? ¿cuáles son las previsiones de los expertos?.

Todo apunta a que mientras el COVID-19 sea el que marque el ritmo económico, sanitario y social las tecnologías van a estar a nuestro lado. Según indican los principales analistas del sector tecnológico elementos como la nube o cloud va a ser esencial para cualquier empresa que quiera mantener su actividad, va a ser casi obligatorio tener la información en la nube, como asegura Bruno Chao, responsable de Accenture Technology en España, Portugal e Israel, “El foco de una gran parte de las inversiones en tecnología estará, sin duda, en la transición a la computación en la nube en todas sus vertientes, como migración de infraestructura, plataformas de negocio y soluciones nativas. Es una palanca que dota de flexibilidad y acelera la transformación«.

El concepto de ciberseguridad va a estar en nuestro día a día, además es lógico, vamos a trabajar y a comunicarnos utilizando sistemas que operan en la nube, nuestras bases de datos van a estar disponibles mediante conexiones en remoto, por lo tanto, nos van a atacar utilizando las mismas herramientas, los ataques de ransomware ya han hecho de las suyas en empresas como Adelas, la cual se quedó totalmente apagada y sin servicio tras el ataque a sus servidores. Adeslas tardó 6 semanas en recuperar la normalidad, así que la ciberseguridad va a ser la joya de la corona para estar seguros en el mundo digital.

Otro elemento que va a dar un paso al frente es la inteligencia artificial y el desarrollo de una ética que fomente un uso moderado y socialmente aceptado de ella.

Así lo preven desde Gartner apostando por que este nuevo será el de la gobernanza de la inteligencia artificial. “Está surgiendo una inteligencia artificial responsable para abordar los problemas de confianza, transparencia, ética, equidad, interpretación y cumplimiento. Una estrategia sólida de esta tecnología facilitará el rendimiento, escalabilidad y fiabilidad de los modelos de inteligencia artificial”.

El 5G o lo que es lo mismo la banda ancha de inalámbrica de alta velocidad, va a abrir las puertas a todas los conceptos de los que hemos hablado anteriormente, esta nueva tecnología va a proporcionar mayores velocidades, cobertura y prestaciones que el actual LTE-4G.

Con el 5G vamos a evolucionar a la llamada industria 4.0, el IOT va ser más potente, la robótica o el coche autónomo, también se van a beneficiar de esa mejora en la velocidad de transferencia de datos. Las videollamadas serán Full HD sin cortes y gracias a la menor latencia los servicios de streaming van a mejorar e incrementar.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS