El coronavirus contagia gravemente al tejido productivo andaluz

Previsiones económicas para Andalucía

Andalucía. El noveno de los meses del año ha concluido con el cierre de 322 nuevas sociedades andaluzas, lo que supone más del doble (169 más) de las disueltas el mes pasado (153) en un mes en el que, a nivel estatal, el dato también se incrementó (500 más) con respecto a las 1.123 que lo hicieron en agosto. De esta forma, en el conjunto del Estado, el número de sociedades disueltas fue de 1.623 por lo que 19,84 de cada 100 de las empresas disueltas en España son andaluzas, un porcentaje más de 6 puntos superior al registrado el mes pasado (13,62%), siendo este uno de los aspectos más negativo.

Si observamos la comparativa interanual, los datos resultan muy negativos para Andalucía. De esta forma, con respecto a septiembre de 2019, el número de sociedades disueltas en Andalucía ha sido un 74,1% mayor a la cifra registrada por aquel entonces. Para el conjunto del Estado, el número de sociedades obligadas a echar el cierre se ha incrementado en un 29,3%, es decir, un porcentaje que se sitúa casi 45 puntos por debajo de la tasa andaluza.

En lo que a las sociedades creadas se refiere, durante el mes de septiembre, en nuestra Comunidad Autónoma, vieron la luz 1.144 de las 6.599 que lo hicieron en el Estado, lo que supone un 17,33%. En Andalucía, a pesar de todo, el número de sociedades creadas fue superior, en 100 sociedades, a las que se alcanzaron el mes anterior (1.044). Por su parte, en el conjunto del Estado dicha cifra también se sitúa bastante por encima de las 5.747 creadas en agosto del presente año.

En datos interanuales, en esta ocasión, volvemos a salir mal parados ya que, en Andalucía, el número de sociedades creadas el pasado mes de septiembre fue un 11,6% mayor a las que se registraron en el mismo mes de 2019. De igual forma, para el conjunto del Estado, las sociedades de nueva creación también aumentaron, pero lo hicieron en mayor medida, un 14%.

En cuanto al capital medio suscrito por las sociedades creadas, la media andaluza (44.652 €), en el noveno de los meses del año, pasa ahora a situarse por encima de la media estatal (33.825 €). De esta forma, nos colocamos 10.827 euros por encima de dicha media y, lo que es más positivo, esta se incrementa en más de 22.700 euros con respecto registrada el mes pasado (-11.876 €).

En esta ocasión, La Rioja 93.710 €), la Región de Murcia (82.719 €) y, en menor medida, Galicia (61.346 €), destacan ahora como las CCAA con mayor capital medio suscrito en las sociedades mercantiles creadas mientras que, en el lado opuesto encontramos, muy por debajo de las demás, a la Comunidad Foral de Navarra (5.365 €), seguida de Cantabria (13.109 €) y la Comunitat Valenciana (14.133 €).

En cuanto a nuestras provincias, es de reseñar el hecho de que Málaga (338) y Sevilla (294), nuevamente vuelven a liderar los proyectos empresariales iniciados con un 55,24% de los mismos. En sentido contrario, Jaén y Huelva (36 y 46 respectivamente) fueron, también en esta ocasión, las provincias con menor creación de empresas en septiembre.

Por su parte, Almería (82.127 €) y Sevilla (71.755 €) resultaron ser las provincias de mayor capital medio suscrito por las empresas creadas, muy por encima de la media autonómica. En el lado opuesto, nos encontramos a Huelva (6.413 €) y Cádiz (7.510 €).

En lo que a las sociedades disueltas a nivel provincial se refiere, en esta ocasión, destaca en este apartado Almería, con 112 sociedades mercantiles disueltas, junto a las habituales Málaga y Sevilla (75 y 43 respectivamente). En sentido contrario, Jaén (4) y Huelva (10) fueron, también en el pasado mes de septiembre, donde menor número de estas empresas se disolvieron.

Con los datos la cifra de sociedades mercantiles andaluzas que han sido incapaces de continuar ejerciendo su actividad económica desde que se iniciara el año, asciende ya a 2.071 asistiendo, durante este mes, a un importantísimo incremento en el ritmo de destrucción de las mismas.

Nos enfrentamos a un final de año duro. La segunda ola de la pandemia nos ha vuelto a situar en los niveles críticos a los que ya tuvimos que hacer frente durante el primer estado de alarma y, con ello, a la obligación de tener que volver a tomar medidas duras para la economía. Nuestras pequeñas y medianas empresas vuelven a ser las más afectadas por unas restricciones que, sin duda, supondrán una nueva sacudida al empleo. Por este motivo, es fundamental dar un paso más en el diseño de los presupuestos de Andalucía e implementar nuevas medidas para incrementar tanto la protección social para la ciudadanía, como para ayudar a que las pymes y micropymes andaluzas puedan hacer frente a las dificultades y a los problemas de liquidez que puedan tener durante esta segunda ola.

Salvaguardar el empleo en Andalucía pasa, ineludiblemente, por asegurar la viabilidad, presente y futura de nuestras pequeñas y medianas empresas y de nuestros trabajadores autónomos. Es el momento de llegar a acuerdos, de ser un ejemplo de concertación y de diálogo social para, priorizando la salud, ser capaces de lograr superar esta crisis sin dejarnos a nadie atrás.