El coste de “salvar la Navidad” en Andalucía: 3.190 fallecidos ¿Queremos salvar la Semana Santa?

Coronavirus Andalucía

Los datos de esta tercera ola son aplastantes y se impone la reflexión sobre la disyuntiva entre ¿economía o vidas?

Esta mañana me he cruzado en el ascensor con mi vecina, una mujer de unos 67 años, nos hemos dado los buenos días y con resignación, ella me ha preguntado ¿cuánto tiempo nos quedará de esto?, señalándose a su mascarilla.

Le he contestado, con la intención de animarla, que quedaba poco, que habíamos pasado ya un año y que teníamos vacunas y pronto volveríamos a la normalidad.

Ella, me volvió a mirar y me dijo “está siendo duro mi marido ha fallecido por coronavirus”.

Tras despedirnos se han venido a mi cabeza frases, como la de Moreno Bonilla, cuando decía en noviembre, «Si hay que cerrar, que se cierre cuanto antes para salvar la Navidad».

Ahora todos los días tenemos el recuento de nuevos positivos, de tasas de contagios por cada 100.000 habitantes, de cierres perimetrales, de bares y comercios que cierran, todos ellos son datos e indicadores, cuantificados y catalogados.

Pero cuando llegamos a ser conscientes que esos indicadores tienen, tenían, rostros, cuando sabemos que nunca más volveremos a verlos… los datos, los números y los indicadores se disparan exponencialmente. No son números, son personas, no es economía, son padres, madre, abuelas, abuelos, amigos, tíos, amigas… que nunca más volverán a estar con nosotros.

Si entramos en el portal del Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía y consultamos “Histórico de datos acumulados de COVID-19 en Andalucía (último mes)” simplemente haciendo una resta obtenemos los siguientes datos, desde enero de 2021 a 25 de febrero.

  • Personas contagiadas: 208.901
  • Personas hospitalizadas: 13.911
  • Personas ingresadas en la UCI: 1.328
  • Personas fallecidas: 3.190
  • Personas curadas: 81.872

Entre esas 3.190 personas fallecidas, entre ese dato estadístico, está el rostro, el recuerdo y la vida del marido de mi vecina del 3ºC. Y como ella, otras miles de personas más, otras miles, centenares de rostros que se han marchado y de recuerdos que permanecerán.

El 22,5% de las personas que han ingresado por coronavirus, de enero a febrero de 2021, han fallecido. 

Realmente ha merecido la pena el precio que todos hemos pagado y seguiremos pagando por salvar la navidad.

¿Estamos dispuestos a volver a pagarlo por salvar la Semana Santa, o el verano? o quizás la pregunta debería ser ¿estamos dispuestos a hacer el esfuerzo por salvar, lo único que no se puede recuperar, la vida?

F.N.