El Gobierno destina 150 millones de euros en ayudas para acabar con la brecha digital en las zonas rurales

Banda Ancha

Banda Ancha

@AhoraNoticiasEs

El consejo de Ministros moviliza hasta 150 millones de euros en ayudas para ampliar el despliegue de redes ultra rápidas en las zonas rurales y con menos población, que en Andalucía alcanza a más de 300 municipios y a 716.000 habitantes

El Gobierno de España acaba de aprobar una línea de ayudas de hasta 150 millones de euros para ampliar el despliegue de redes ultra rápidas en las zonas rurales y con menos población, que en Andalucía suman 311 municipios y un total 716.000 habitantes. El objetivo de las ayudas es contribuir a reducir la brecha digital y hacer frente al reto demográfico.

La convocatoria de ayudas, que están cofinanciadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), pertenece al Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA) 2020-2022 que, con el complemento de la acción del sector privado, está convirtiendo a España en el país con la red de fibra óptica más extensa de Europa, a pesar de las dificultades que presenta la orografía de nuestro territorio.

El Gobierno otorgará ayudas para la extensión de redes de comunicaciones electrónicas de banda ancha de al menos 300 Mbps, escalables a 1 Gbps, tanto en sentido descendente como ascendente, en las zonas sin cobertura actual de redes NGA (New Generation Access) y que no tienen previsiones de despliegue a tres años, las conocidas como zonas blancas NGA.

La principal novedad de la convocatoria de este año es la incorporación de las denominadas zonas grises NGA como áreas elegibles para recibir ayudas. Las zonas grises son aquellas donde hay presencia de un solo operador que puede proporcionar servicios a velocidades de más de 30 Mbps, pero sin superar los 100 Mbps.

El Gobierno ha obtenido la aprobación de la Comisión Europea para incluir las zonas grises en el marco del régimen de ayudas de estado. Su incorporación permitirá mejorar la cobertura en algunas áreas donde, a pesar de existir banda ancha, los servicios que ahora existen son insuficientes y hay capacidad para que sean mejorados.

El mapa final de las zonas blancas y grises NGA elegibles para la convocatoria es el resultado de una consulta pública que finalizó el pasado 9 de junio. Se recibieron 145 aportaciones de administraciones públicas autonómicas y locales, operadores de comunicaciones electrónicas y otros agentes.

Según datos de la Comisión Europea, la cobertura de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) alcanza al 80,4% de la población española, frente a la media europea del 34%. En zonas rurales, el diferencial de cobertura a favor de España es igualmente relevante: de media, solamente el 21% de los hogares europeos cuentan con FTTH, frente al 46% en nuestro país.

Según estima el Gobierno de España, cuando el próximo año finalicen los proyectos con ayudas concedidas en las convocatorias anteriores, la cobertura de redes de velocidad ultra rápida habrá alcanzado el 91% de la población española. Con esta convocatoria, se estima que la cobertura podrá llegar al 93,1% de la población.