El paro se ceba con Andalucía y ya es la cuarta comunidad con mayor tasa de desempleo

Paro en Andalucía

Paro en Andalucía

Sindicatos como CSIF reclaman un cambio de modelo productivo en la comunidad y un plan de refuerzo de los servicios públicos para hacer frente al “drama” de que casi un 13% de los hogares andaluces tengan a todos sus miembros en paro.

Andalucía es la cuarta comunidad con mayor tasa de paro de toda España, con un 22,74%, y ha cerrado 2020 con un 10% más de desempleados que 2019, según los datos de la EPA correspondientes al último trimestre de 2020.

Según las cifras, durante el cuarto trimestre de 2020 el 12,98% de los hogares andaluces tenía a todos sus miembros en situación de desempleo, lo que refleja un aumento con respecto al mismo trimestre del año anterior de 1,15 puntos.

Ante ello, el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, ha reclamado “un cambio de modelo productivo y un plan de refuerzo de los servicios públicos en la comunidad para hacer frente a estos datos inadmisibles”.

El responsable sindical ha alertado de que “las cifras son un drama humano de miles de personas que no pueden mantener a sus familias”, al tiempo que suponen “unos datos muy preocupantes de cara a la recuperación económica como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, por lo que es necesario impulsar más medidas para la reactivación”.

El representante de CSIF-A ha defendido que “se potencien los servicios públicos como impulsores y motores económicos de la comunidad” de cara a afrontar la situación económica y social actual, al tiempo que ha abogado por “un cambio en el modelo productivo que se oriente hacia sectores más innovadores y al impulso de la industria en la región”.

“Es primordial que servicios públicos esenciales, como la Sanidad y la Educación, se refuercen y sean generadores de empleo y dinamización económica en el contexto actual, algo que por el momento no se está haciendo, a juzgar por la enorme tasa de temporalidad de las contrataciones en dichos ámbitos”, han señalado

En este sentido CSIF advierte de que las necesidades estructurales de personal en diferentes ámbitos de los servicios públicos se están cubriendo desde las administraciones públicas competentes a través de empleo precario.

De hecho, a nivel nacional los datos de la Encuesta de Población Activa en el último trimestre del año indican que se registraron 1.011.500 personas con contrato temporal (con lo que se supera por primera vez en la historia el millón de personas), 106.200 más respecto al año pasado. Así, la tasa de temporalidad se sitúa en el 29,9 por ciento, frente al 20,7 por ciento general.