El teatro es un acto de amor

Castelvines y Monteses. Fotografía de Bárbara Sánchez Palomero

Castelvines y Monteses. Fotografía de Bárbara Sánchez Palomero

Castelvines & Monteses, una versión del clásico de Lope de Vega adaptada y dirigida por el madrileño Sergio Peris Mencheta

Al teatro se viene a divertirse, en primer orden, y ya si nos llevamos algo más, pues tanto que mejor. Y eso hicimos el pasado fin de semana, una vez más, en el Teatro Central. 

Fue el turno de  “Castelvines & Monteses. (Los amantes de Verona según Lope de Vega)”, una versión del clásico de Lope de Vega adaptada y dirigida por el madrileño Sergio Peris Mencheta. Un teatro de disciplinas en el que la danza, la música en directo y las coreografías (incluyendo un toque de claqué)  tienen tanta presencia como el propio texto. 

Peris Mencheta tiene una particular forma de hacer y crear teatro. Desde que creara, junto a Xabier Murúa y Nuria-Cruz Moreno, la productora teatral Barco Pirata hace una década, no han dejado de hacer su propia revolución desde las tablas siempre desde la perspectiva social.

Castelvines y Monteses.
Fotografía de Bárbara Sánchez Palomero

Una iluminación exquisita y una escenografía de Curt Allen Wilmer, que al igual que ocurrió con Lehman trilogy (representada en el mismo teatro dos años atrás) destacó por su polivalencia. Dos estructuras giratorias que te llevaban de las tabernas de Verona a los muros de palacio junto con unas proyecciones como refuerzo, crearon una atmósfera en torno al escenario tan cambiante como los registros del elenco. 

Aitor Beltrán, Paula Iwasaki, Xoel Fernández, Óscar Martínez-Gil, Andreas Muñoz, Xabi Murua, Natxo Nuñez, Maria Pascual, Gonzalo Ramos, Ignacio Rengel, Jùlia Roch, Cintia Rosado y Almudena Salort, fueron los encargados de poner cuerpo, voz y alma a todos los personajes de la adaptación del clásico del Siglo de Oro. Lo sorprenderte fue ver el dominio que tienen de todas las  disciplina no decepcionando en ninguno de los cuadros.

Dos horas y cuarenta minutos divididos en tres tiempos separados por dos descansos que bien podría haberse quedado en dos. Lo único incuestionable es que, como expresó una de las actrices en un momento de la obra, “el teatro es frágil, es vulnerable, pero también es un acto de amor.”

Y es que hay que amar mucho esta profesión para regalar casi tres horas de disfrute.

CNTC/Barco Pirata.

Autor: Lope de Vega. Versión: Sergio Peris-Mencheta y José Carlos Menéndez.

Dirección y adaptación: Sergio Peris-Mencheta. Intérpretes: Aitor Beltrán, Paula Iwasaki, Xoel Fernández, Óscar Martínez-Gil, Andreas Muñoz, Xabi Murua, Natxo Nuñez, Maria Pascual, Gonzalo Ramos, Ignacio Rengel, Jùlia Roch, Cintia Rosado, Almudena Salort.

Covers: Nuria Pérez, Sergio Sanguino. Dirección musical: Joan Miquel Pérez. Coreografía: Xenia Reguant.

Música: Ferran González, Joan Miquel Pérez y Xenia Reguant. Escenografía: Curt Allen Wilmer con estudioDedos. Iluminación: Valentín Álvarez. Vestuario: Elda Noriega. Espacio Sonoro: Eduardo Ruiz.  Video: Joe Alonso. 

Lugar: Teatro Central.