Espa√Īa a la cabeza de Europa en cuanto al n√ļmero de fallecidos durante la primera ola del coronavirus

Hospital Regional M√°laga covid

Hospital Regional M√°laga covid

@AhoraNoticiasEs

Espa√Īa, Inglaterra y Gales, Italia, Escocia y B√©lgica experimentaron el mayor n√ļmero de exceso de muertes durante la¬†primera ola de la pandemia de coronavirus desde mediados de febrero hasta mayo de 2020, seg√ļn un estudio de modelizaci√≥n de 19 pa√≠ses europeos, a los que se han a√Īadido Australia y Nueva Zelanda.

El coronavirus ha causado hasta el momento más de un millón de muertes en todo el mundo. No obstante, los efectos indirectos y las respuestas a la misma a través de vías sociales, económicas, ambientales y de atención sanitaria también pueden ser sustanciales.

El trabajo, liderado por el Imperial College de Londres y publicado en Nature Medicine, indica que en la suma de estos 21 estados se produjeron unas 200.000 muertes más de las esperadas de las cuales 27.127 de ellas corresponden a nuestro país. 

Por ello, es importante ‚Äúsaber c√≥mo la pandemia ha repercutido en la mortalidad y as√≠ poder evaluar sus repercusiones plenas en la salud p√ļblica y las medidas pol√≠ticas‚ÄĚ.

Impacto total de la mortalidad 

Majid Ezzati, profesor de investigación de la Facultad de Medicina del Imperial College. Impulsor de este estudio, ha utilizado datos semanales sobre las muertes desde 2010 hasta mediados de febrero de 2020, procedentes de los 21 países, para crear un modelo que pudiera predecir cuántos fallecimientos se habrían producido este mayo si no hubiera habido pandemia.

A continuación, compararon las cifras con las muertes reales notificadas en los países estudiados para calcular el exceso resultante de la pandemia, ya fuera por la covid-19 o por otras causas.

En el estudio se estima que se habr√≠an producido 206.000 muertes adicionales como resultado del coronavirus en estos 21 pa√≠ses, con las cifras m√°s altas de mortalidad por todas las causas por cada 100.000 personas en Espa√Īa, Inglaterra y Gales, Italia, Escocia y B√©lgica.

Los investigadores concluyen que las diferencias de mortalidad entre los pa√≠ses estudiados reflejan la variabilidad de las¬†caracter√≠sticas de las poblaciones, las respuestas pol√≠ticas a la pandemia, la preparaci√≥n de los sistemas de salud p√ļblica y el alcance de los sistemas de atenci√≥n de base comunitaria y de centros sanitarios.

Sostienen que, además de suprimir la transmisión, la creación de vías de atención integradas que permitan el triaje y la atención adecuados de las personas con problemas de salud a largo plazo será importante para reducir al mínimo las muertes resultantes, tanto directa como indirectamente, de la pandemia en curso.

Para lograrlo, es necesario que los países reasignen y amplíen los recursos sanitarios, en particular, en los sistemas de salud y sociales que han sufrido una inversión insuficiente, subrayan.