La comunidad educativa pide a la Junta que dote a los centros de medidas adecuadas para combatir el frío y el coronavirus

Niños y niñas en clase. filtros Hepa

Niños y niñas en clase

Ya está aquí el invierno y con él, la bajada de temperaturas. Por eso la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía han denunciado que los centros educativos en Andalucía «no están preparados en este curso en el que las autoridades sanitarias recomiendan tener las aulas ventiladas para que no haya propagación del virus».

Según el Real Decreto 486/199, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, en su anexo III, condiciones ambientales de los lugares de trabajo, establece que “deberán evitarse las temperaturas y las humedades extremas, los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire molestas, los olores desagradables, la irradiación excesiva…” y también establece que “La temperatura de los
locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC. La temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC.”

¿Cómo vamos a conseguir ese ambiente con las aulas ventiladas? Ni siquiera en zonas costeras, donde el clima es más suave, se llega a esa temperatura. UGT ha venido denunciando la falta de dotación de los centros en Andalucía que tienen como único medio de control de temperatura y purificación de aire, abrir puertas y ventanas.

«Desde FeSP UGT Andalucía queremos volver a incidir en la falta de previsión de la Consejería de Educación que podía haber proporcionado a los centros educativos las medidas necesarias para que el aire fuera aceptable para los estándares de Sanidad» aseguran.

Son los propios centros o las AMPAS las que se están encargando de suministrar los filtros necesarios para una mejora del aire y las temperaturas en las aulas.

A esta falta de previsión se suman también «las que ya hemos denunciado en multitud de ocasiones, no haber bajado la ratio y dotado a los trabajadores con los EPIS adecuados, que hasta el momento se cifran en alguna mascarilla quirúrgica (nunca suficientes) e hidrogel» insisten los sindicatos.

«Por todo esto, desde UGT volvemos a reiterar la falta de interés y de cuidados que la Administración tiene hacia sus profesionales, desentendiéndose de las condiciones en las que están los docentes andaluces» han denunciado.