La enseñanza en Andalucía denuncia falta de criterios homogéneos y transparencia en la vacunación de educación

Vacuna covid Andalucía

Para el sindicato, la autonomía de gestión en la vacunación de los distritos sanitarios está generando agravios comparativos y decisiones dispares que afectan a los trabajadores y trabajadoras y a la seguridad que debe ofrecer el sistema educativo a la población.

La actual vacunación del personal de los centros educativos andaluces, denota, en opinión de CCOO, una evidente falta de coordinación entre las Consejerías de Educación y Sanidad, generándose situaciones dispares que se están resolviendo de modo distinto, creándose agravios comparativos entre centros de distintas provincias y zonas o incluso dentro de una misma localidad, y no garantizándose la prevención que debe ofrecer el sistema educativo a toda la ciudadanía andaluza.  

Para el Secretario General de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, “más allá de la disponibilidad de vacunas para mayores de 55 años, una cuestión que no depende de la gestión de nuestra Administración y que está condicionada por la producción, existen problemas de gestión en la vacunación de algunos colectivos según el distrito sanitario de referencia al que se pertenezca y que es determinante para la erradicación de la pandemia.”

Según denuncia CCOO, se están produciendo problemas en la vacunación del personal de baja según centros, incomprensible cuando hay trabajadores que se incorporarán tras bajas de corta duración, en algunas zonas se está vacunado al personal laboral o de servicios educativos privatizados y en otras ni siquiera se les cita sin ofrecerles siquiera información sobre su vacunación. “La falta de información es una tónica en esta pandemia, no sólo por no ofrecerse datos periódicos sobre el personal de educación en confinamiento, incluido el alumnado, procedimientos en los que no se están siguiendo criterios comunes, sino que ahora tampoco se actúa con transparencia respecto a la vacunación de todo el personal que trabaja en los centros educativos andaluces.”

Molina señala como importante garantizar que se proceda a vacunar a los trabajadores mayores de 55 años en cuanto exista disponibilidad de estas vacunas, que todo el personal que desempeña su labor en los centros educativos esté incluido en esta campaña y que el personal de baja o que incluso al que se encuentra en listas de interinidad, se le garantice la vacunación previamente a su incorporación.

CCOO recuerda que esta vacunación de los trabajadores y trabajadoras de educación es fruto de la demanda de CC.OO. de considerar este servicio como esencial pues parte de un principio que es fundamental; la vacunación del personal de educación es imprescindible para evitar que los centros educativos, y por tanto una actividad presencial de grupos humanos en espacios cerrados sin distancia, puedan ser vectores de difusión del virus. “Esta vacunación prioritaria de educación en estos momentos lo es por responsabilidad social, por lo que todo el personal de los centros educativos debe estar incluido en esta campaña de vacunación sin exclusión y prontitud”, finaliza indicando el dirigente sindical.