La Junta anuncia el fin de la subasta de medicamentos para contentar al sector farmacéutico y lo justifica como «un logro social para Andalucía»

Subas medicamentos Andalucía

Farmacia

La patronal farmacéutica hizo sonar las alarmas hace unas semanas al conocer que una enmienda del Presupuesto de 2021 mantenía el sistema de subasta de medicamentos en Andalucía, un sistema con la comunidad habría conseguido ahorrar hasta 1.000 millones de euros.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonillaha anunciado «con satisfacción» el fin de la subasta de medicamentos en la comunidad autónoma. Un hecho que ha calificado de «logro social» para los andaluces. «Dijimos que lo haríamos si llegábamos al Gobierno de Andalucía y hemos cumplido».

Según los datos de la propia administración, la sanidad pública andaluza generó hasta 2017 incluido un ahorro de 568 millones de euros mediante la selección pública de medicamentos desde que se puso en marcha. La previsión de ahorro para 2018 superaba los 150 millones de euros, con lo que el ahorro global se situaría por encima de los 700 millones. El sistema andaluz de dispensación estaba avalado por la Organización Médica Colegial para su utilización a nivel nacional por los ahorros que generaría en el Sistema Nacional de Salud, estimados en más de 1.000 millones de euros.

El modelo de la subasta de medicamentos existía en Andalucía desde 2012. Un sistema que Moreno prometió cambiar al suponer, tal y como ha asegurado, un recorte en los derechos de los andaluces al acceso a los medicamentos. Asimismo, conllevaba una intromisión en la libertad de prescripción de los médicos y situaba a pacientes y doctores en una situación de desigualdad con respecto al resto de españoles de otras comunidades donde no existen estas «cortapisas».

El pasado 22 de diciembre venció el plazo de la última subasta vigente en la comunidad autónoma, que el anterior Gobierno dejó programada. De este modo, el presidente andaluz ha celebrado que desde ya los andaluces puedan acceder al medicamento que necesiten, en función del criterio de sus doctores y no por ahorro económico ni por miedo a ser penalizados.

«Hoy es un día importante, porque se pone fin a un recorte encubierto en la sanidad andaluza desde hace ocho años. Con este nuevo modelo, vuelve la normalidad», ha declarado, al tiempo que ha destacado que ese nuevo modelo evitará desabastecimientos en las farmacias, como sí ocurría con el anterior sistema. Asimismo, mejora la adherencia al tratamiento del paciente, al no tener que cambiar con frecuencia de medicamento y aumenta la competencia entre los laboratorios, fomentando la industria farmacéutica en Andalucía y la producción española. En este punto, ha hecho hincapié que uno de los objetivos de su Gobierno es fomentar la industria de los genéricos en la comunidad autónoma.