La Junta no se plantea «por ahora» un confinamiento total de Andalucía por el aumento del coronavirus, aunque «no descarta nada»

El presidente del Gobierno andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, señala que se están evaluando medidas conforme a las propias circunstancias y la evolución de la pandemia del coronavirus, «que nos puede obligar a la decisión más dura que es el confinamiento total. Por ahora no está en nuestro horizonte, hay todavía un amplio abanico en cuanto a restricciones de movilidad y limitaciones de actividad que todavía no hemos puesto en marcha».

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha subrayado que con los datos que baraja el Comité de Expertos de coronavirus de Andalucía en estos momentos no es necesario un confinamiento total, aunque sí hay que tener en cuenta que la incidencia va creciendo de manera notable. «Desde Andalucía no hemos descartado nada. Estamos permanentemente evaluando las medidas conforme a las propias circunstancias y la evolución de la pandemia, que nos puede obligar a la decisión más dura que es el confinamiento total. Por ahora no está en nuestro horizonte, hay todavía un amplio abanico en cuanto a restricciones de movilidad y limitaciones de actividad que todavía no hemos puesto en marcha».

Moreno ha enviado un mensaje de prudencia y responsabilidad a los andaluces. «Sabíamos que esta tercera ola de coronavirus iba a llegar. Se ha adelantado e incluso está actuando con crudeza en países de nuestro entorno como Francia, Reino Unido o Alemania. Nos queda todavía una larga batalla frente al virus. Con las nuevas normas en Andalucía, le pido a los ciudadanos que se cumplan escrupulosamente. Estamos jugando con nuestras vidas y con la de nuestros seres queridos. La vacuna es un motivo de esperanza, pero aún quedan meses muy complicados. Mucho respeto a un virus complejo que da giros inesperados».

Por otra parte, ha puesto en valor el plan de vacunación puesto en marcha en la comunidad autónoma, gracias al cual, se ha alcanzado el ritmo de 15.000 vacunas diarias, una cifra a la que se llegó el pasado viernes 8 de enero. En este sentido ha señalado que de hecho, Andalucía es la comunidad que más vacunas pone: más del doble que la segunda, que es Cataluña. Esto supone que una de cada tres vacunas frente al coronavirus que se pone en España es andaluza, según ha advertido. Con todo esto, ha celebrado que ya se hayan superado los 82.000 andaluces vacunados. Unas vacunas que se están administrado los siete días de la semana.

Asimismo, ha recalcado que ya son más de 20.400 los profesionales sanitarios y sociosanitarios vacunados, lo que significa el 44% del total que están en primera línea frente al coronavirus. «Vamos a trabajar para que lo antes posible llegue esa inmunidad a todos los profesionales que están dando la cara y haciendo un gran esfuerzo para conseguir que salgamos pronto de esta pandemia», ha añadido.

Al hilo de esto último, ha subrayado que la comunidad ha reservado el 20% de las dosis de recuerdo. Y es que, la vacuna de Pfizer está compuesta por dos dosis, con 21 días de diferencia entre una y otra. Así, una persona alcanza la inmunidad cuando ha recibido las sendas vacunas. «Como hemos podido comprobar a lo largo de estos días, cualquier incidencia puede hacer que no nos lleguen las vacunas y lo que no puede esperar son las personas que necesitan su segunda dosis», ha dicho. En este contexto, ha avanzado que esta semana se comenzará a vacunar de la segunda dosis a los andaluces que les corresponda y ha pedido al Gobierno de la Nación aumentar en lo posible el envío de más dosis. Tal y como ha asegurado, Andalucía tiene capacidad para administrar más vacunas y, de llegar una remesa superior, ha aclarado que utilizarían todos los recursos a su alcance para tal fin.

Refuerzo del sistema sanitario andaluz

Moreno ha manifestado que el objetivo de su Gobierno desde el inicio de la Legislatura es reforzar el sistema sanitario andaluz, que sufrió «ajustes severos» en los años 2009 y 2010, con la anterior crisis económica, perjudicando de manera notable tanto las infraestructuras sanitarias como el servicio prestado a los andaluces. «Había que hacer algo y lo mejor es invertir en salud, porque eso significa invertir en la calidad de vida de los andaluces».

Por ello, y como consecuencia de la pandemia, el Gobierno de Andalucía aceleró la inversión en infraestructuras sanitarias, actuando frente al desafío del Coronavirus, cubriendo la elevada demanda asistencial y «dejando unas instalaciones de alto nivel». Así, se iniciaron 971 obras en la comunidad autónoma, todas ellas en marcha (con la previsión de finalizar este mes de enero) o ya terminadas, con un presupuesto de 170 millones de euros.

En otro orden de cosas, Moreno ha traslado su comprensión y apoyo al sector de la hostelería y la restauración, cuyos trabajadores, en nómina o autónomos, han visto limitada su vida laboral y personal por culpa del coronavirus. Ante una economía andaluza y española que ha bajado su crecimiento en dos dígitos y con el 70% menos de turismo, ha dicho que desde su Gobierno se van a emplear todos los recursos a su alcance para apoyar a la hostelería. Sin embargo, ha solicitado a la Administración central, que es la que tiene capacidad y responsabilidad, que tome decisiones.

«Si el Gobierno de España no puede dar ayudas directas, que debería de darlas, tiene un instrumento poderosísimo para ayudar a la restauración y hostelería, que es la bajada de impuestos y, en algunos casos, la supresión transitoria de los mismos», ha expuesto, al mismo tiempo que ha pedido al Gobierno de la Nación que reconsidere la situación tributaria y flexibilice impuestos como el IVA o el IRPF de manera transitoria, mientras dure la pandemia.