La Junta presenta un proyecto minero de 3.100 millones para la Faja Pirítica que generará 6.800 empleos

Faja pirítica mina de Riotinto

Mina de Riotinto

Transformación Económica respalda un proyecto tractor en Huelva y Sevilla, que fomenta la recuperación innovadora, sostenible y eficiente de metales y generará 6.800 empleos.

Andalucía impulsa un proyecto tractor valorado en 3.100 millones de euros para que los sectores de la minería metálica y metalurgia en Andalucía opten a fondos procedentes del Next Generation de la Unión Europea. Esta gran actuación, que se localiza en la Faja Pirítica Ibérica, entre las provincias de Sevilla y Huelva, aglutina a una veintena de inversiones industriales y de infraestructuras lideradas por las seis principales empresas que operan en este segmento industrial. El aprovechamiento sostenible de minerales metálicos y en el uso de fuentes de energía limpias son los principales ejes articuladores de la iniciativa, cuya puesta en marcha lleva asociada la generación de 6.800 empleos estimados.

La mayoría de las actuaciones identificadas en este macroproyecto se encuentran en fases avanzadas de tramitación administrativa, lo que permitirá su implementación a corto plazo. De ahí que la Consejería de Transformación Económica venga trabajando en los últimos meses con ambos segmentos industriales para lograr la captación de los recursos asociados al Next Generation. Se trata de un empuje público que puede ser determinante para la materialización de dichas inversiones en dos ámbitos que constituyen un motor de dinamización y crecimiento de la industria andaluza y sus empresas tractoras y que pueden ser claves para la reactivación económica de Andalucía tras la pandemia.

Además, ese elevado nivel de avance en la tramitación constituye una ventaja adicional que refuerza la candidatura de la región frente a otras localizaciones geográficas, teniendo en cuenta que estas actuaciones están impulsadas por empresas multinacionales.

Las iniciativas propuestas plantean acciones para la producción, transformación y recuperación de metales que forman parte del grupo de materias primas fundamentales configurado por la Comisión Europea. En este enclave minero andaluz existen yacimientos de sulfuros masivos que se explotan para recuperar cobre, zinc, plomo, plata y oro y también se localizan mineralizaciones de cobalto y otras de galio, indio y germanio.

Todos estos elementos están incluidos en esta lista de minerales y materias primas esenciales para que Europa lidere la transición económica y digital. La pandemia ha puesto de manifiesto los riesgos asociados a la interrupción de las cadenas de suministro internacionales y, para hacer frente a esos retos, Europa considera necesario aumentar su autonomía estratégica para la provisión de recursos a la industria, ya que en la actualidad importa de países terceros la mayoría de esos metales y materias primas críticos que requiere su actividad económica.

De hecho, gran parte de los minerales de la Faja Pirítica Ibérica son la base para la fabricación de equipos eléctricos y electrónicos para móviles, equipos informáticos, baterías de almacenamiento de electricidad, paneles solares o equipamiento para vehículos eléctricos.

Uso de patentes tecnológicas y fuentes de energía alternativa

Estas actuaciones presentadas a los fondos europeos pondrán en marcha nuevos procesos de recuperación de metales que en la actualidad no se están explotando mediante diversas patentes tecnológicas. Además, los proyectos prevén incorporar fuentes renovables en la generación energética, sobre todo, energía fotovoltaica y uso de biomasa que se aplicarán tanto en los procesos como en las instalaciones usadas. De igual modo, las iniciativas contemplan el fomento de alianzas industriales y mineras que podrán fortalecer las cadenas de suministros europeas y consolidarán a Andalucía y España como referente internacional.

Asimismo, entre las medidas propuestas destacan la recuperación de metales críticos como el cobalto, el indio y el zinc contenido en materiales primarios y secundarios; la obtención de metales preciosos de minerales, y la recuperación del concentrado de paladio y platino. También se incluye la actividad extractiva y de tratamiento in situ para la producción de metales refinados o productos de alto valor añadido como el cobre, zinc, plomo, oro y plata, así como iniciativas de desarrollo tecnológico en procesos de concentración de mineral.

Igualmente, se incluye la regeneración ambiental de espacios degradados, mediante una operación minera de bajo índice de carbono.

Datos de la minería metálica

El sector minero en Andalucía cuenta con 464 explotaciones activas, que han convertido a la región en un referente nacional en la producción de sustancias como el cobre, el óxido de hierro, el yeso o el mármol.

Según la última estadística publicada por el Ministerio de Transición Ecológica, en 2018 el sector minero andaluz representó el 39% del valor de la producción nacional, alcanzando los 1.359 millones de euros. En los últimos años, este sector ha venido experimentando un crecimiento espectacular, en el que sobresale en primera posición el subsector metálico. Precisamente, el proyecto tractor presentado por Andalucía a los recursos del Next Generation favorecerá el fomento de este segmento, que aspira a liderar el crecimiento industrial andaluz.

De acuerdo con los datos aportados por la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (AMINER), la minería metálica andaluza ha facturado 3.200 millones de euros en 2019 y ha registrado exportaciones por valor de 1.700 millones. Su tejido empresarial, que genera 10.000 puestos de trabajo directos y hasta 30.000 empleos indirectos, ha procesado anualmente 17 millones de toneladas de mineral. Evidentemente, en 2020, la pandemia ha tenido su incidencia negativa en los datos de ese ejercicio.