Las asociaciones de direcciones de centros educativos y de padres y madres: «Las medidas para el nuevo curso escolar ante el coronavirus son inviables»

Profesor de inglés en clase

Profesor de inglés en clase

@AhoraNoticiasEs

Dimisiones de directores de institutos de enseñanza en Andalucía por la falta de medidas de seguridad de la Junta frente al coronavirus.

Numerosas direcciones de los centros educativos y asociaciones de padres y madres están manifestando su preocupación sobre las instrucciones de organización para el próximo curso escolar elaboradas por la Consejería de Educación por considerarlas inviables y poco garantistas teniendo en cuenta la pandemia provocada por el coronavirus, unas medidas que organizaciones sindicales ya vienen denunciando como «inviables, imposibles e irresponsables».

Según señala el Secretario General de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, “las medidas que incluyen estas instrucciones no son sólo irresponsables, sino que además se han elaborado sin consenso alguno con la comunidad educativa ni con las organizaciones sindicales que nos hemos opuesto frontalmente a ellas”.

Carta de dimisión
Carta de dimisión

Es por ello que CCOO apoya los comunicados que están haciendo públicos las direcciones de los centros educativos andaluces y las asociaciones de padres y madres de alumnado en tanto que denuncian la imposibilidad de llevar a cabo unas medidas imposibles para los centros educativos e irresponsables al poner en peligro la salud de las personas.

Molina destaca la falacia que supone crear “grupos de convivencia” en centros escolares con limitación espacial y saturados pues, según señala este dirigente sindical “no sólo no se ha reducido la ratio de los escolares por aula, sino que además se están suprimiendo unidades escolares en todo el sistema educativo, fusionando cursos y superándose por clase el número de estudiantes legalmente establecido, una cuestión que, reforzado por la actual pandemia, puede tener incluso consecuencias legales y penales.”

Las propuestas planteadas por estas instrucciones de la Consejería de Educación hablan de lavado de manos 10 veces al día, imposible con el número de servicios de que disponen los centros. También disponer de grupos de convivencia cuando se debe atender aulas matinales con incluso 200 escolares de distintos cursos o que exista profesorado que imparte distintas especialidades en diferentes clases. A todo esto se suma la dificultad de ventilar aulas que deben ser usadas consecutivamente por escolares diferentes, la desinfección de material, de gran repercusión especialmente en talleres de FP o en la educación infantil, el uso del comedor escolar en salas cerradas sin distanciamiento y sin mascarilla, la imposibilidad de una adecuada desinfección con la limitación de personal de limpieza con el que se cuenta, son algunas de las cuestiones que estas instrucciones no resuelven, sino más bien todo lo contrario.

Para Molina, “delegar en un  docente la coordinación Covid de las actuaciones a llevar a cabo sin la formación e información necesaria puede incluso tener consecuencias penales y denota una enorme falta de responsabilidad por parte de la Consejería de Educación”, apostilla Molina.

Es por ello que CC.OO. apoya los comunicados que están realizando las asociaciones de direcciones y de padres y madres y está estudiando el desarrollo de actuaciones movilizadoras al inicio del nuevo curso escolar porque los centros educativos “no pueden ser un puente para la transmisión de un virus generador de una pandemia.”