Los 732 millones de la Junta: 585 para empresas, 107 para ayudas a las personas y 40 para contrataciones de la propia administración

Acuerdo Ayudas Pandemia

Junta, Empresarios y Sindicatos firman el Acuerdo de Medidas Extraordinarias en el marco de la Reactivación Económica y Social de Andalucía que supone una nueva inyección al tejido productivo andaluz.

Estas ayudas se basan en tres grandes bloques. El primero de ellos incluye catorce líneas de ayudas dirigidas al mantenimiento del empleo y la actividad económica y en él se destina un total de 585 millones de euros a ayudar a las pymes andaluzas a mantener el empleo en los sectores más castigados por la pandemia.

En cuanto al segundo bloque que es el de ayudas destinadas a la protección para las personas más necesitadas y afectadas por la pandemia, engloba un montante de 107 millones de euros e incluye algunas medidas como es la creación de una Prestación Extraordinaria para situaciones de máxima necesidad dotada con 30 millones de euros. Se trata de una prestación que va en línea con la Renta Mínima de Inserción Social, que se mantiene, pero que se reformula que no colisione con el Ingreso Mínimo Vital del Estado y sea lo más útil posible.

Un tercer bloque de ayudas que es el destinado al Plan de refuerzo de personal en la Junta dotado con 40,4 millones para realizar más de 1.700 contrataciones en todas las provincias.

En este punto, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha subrayado que hoy irá al Consejo de Gobierno el primer Decreto-Ley con el que dar vía libre al primer paquete de ayudas, concretamente el destinado al mantenimiento del empleo asalariado, dotado con 270 millones de euros. «Y así, en cada Consejo de Gobierno, iremos aprobando los Decretos-Ley pertinentes, al tiempo que se realizará un seguimiento por las partes firmantes del Acuerdo».

El presidente de la Junta ha agradecido el papel de los agentes económicos y sociales más representativos de nuestra tierra con los que se ha alcanzado este acuerdo que se fundamenta en el marco de Diálogo Social que el Gobierno andaluz viene promoviendo desde sus inicios y que tuvo un punto de inflexión muy claro el 30 de julio de 2020, con la firma del Acuerdo para la Reactivación Económica y Social de Andalucía.

La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha señalado que «este acuerdo servirá para paliar el sufrimiento real de la gente y con la situación por la que atraviesan muchísimas familias». Para la líder regional de UGT, “ahora toca derogar las reformas laborales para eliminar los aspectos lesivos que hacen que nuestro mercado laboral tenga una disfunción no comparable con el resto de países de nuestro entorno. No puede ser que regiones como Andalucía, crezcan por encima de la media cuando el ciclo es favorable, y nos hundamos de manera estrepitosa cuando afrontamos una crisis. Si algo hay que sacar en claro de ésta, es que por el camino que íbamos no podemos seguir”.

Por su parte, la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, ha destacado que “hemos sido capaces de sacar adelante medidas para proteger a las personas que peor lo están pasando y a los pequeños negocios y empresas que más lo necesitan”. Además, ha advertido que estas medidas que suscribe el sindicato son las reivindicaciones que el sindicato demandó al Gobierno andaluz el pasado 1 de diciembre: la necesidad de un Plan de choque para proteger a las personas trabajadoras afectadas por la decisiones del Gobierno andaluz de paralizar la actividad, restringir horarios y limitar movilidad.

También ha reaccionado ante este acuerdo Lorenzo Amor, presidente de ATA. «Compartimos el acuerdo. Habrá ayudas a sectores castigados y 88,6 millones para autónomos de muchas actividades. 160.000 autónomos y pymes se beneficiarán de estas ayudas. Es un buen plan de ayudas que aliviará a muchos autónomos que han visto reducidos sus ingresos por las restricciones de la pandemia. Trabajamos con la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, para que las ayudas a autónomos lleguen a todos los sectores de manera ágil y rápida, sin excluir a ninguno que la necesite».