Los agricultores andaluces del sector hortofrutícola salen a la calle para luchar por su futuro

Bajo el lema ‘Nuestra Agricultura en Extinción’ y el hashtag #AgriculturaEnExtinción19N, que ha sido tendencia en redes sociales, el sector hortofrutícola de Andalucía ha salido a las calles para protestar por la crisis estructural que vive.

Noticias Andalucía

La manifestación que ha recorrido las calles de Almería, que era la convocatoria originaria, por albergar la mayor parte del tejido hortofrutícola andaluz, ha tenido una afluencia masiva, con más de 20.000 asistentes. Otras provincias del litoral del este andaluz también se han sumado a las protestas: así, en la localidad granadina de Motril, se han movilizado 3.000 personas. En la provincia de Málaga, unos 300 agricultores se han concentrado dentro de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, sita en Torre del Mar. 

Manifestantes -en-Motril-Granada-655

Manifestación en Motril (Granada)

Como se ha ido anunciando a lo largo de las últimas semanas, esta movilización, desde su concepción, ha supuesto un hito sin precedentes, pues ha unido a todo el sector hortofrutícola de la provincia de Almería. Aunque los organizadores y convocantes han sido las tres organizaciones agrarias, Asaja, COAG y UPA, así como las comercializadoras COEXPHAL Y ECOHAL, también se han sumado sindicatos, empresas y asociaciones de la industria auxiliar, regantes y, sobre todo, agricultores y agricultoras, a los que posteriormente se fueron adhiriendo también los de Granada y Málaga.

Para ahondar un poco más en las razones que han movilizado hoy al sector, hay que hablar primordialmente de la crisis de precios: los agricultores perciben por sus productos hortícolas unos bajos precios que no permiten cubrir los costes mínimos de producción. Este desequilibrio del mercado está poniendo en riesgo la continuidad de muchas pequeñas y medianas explotaciones agrarias, pues tienen escasa rentabilidad, y puede suponer la desaparición inminente de cultivos importantes. Por si fuera poco, a este panorama se une una competencia desleal por parte de terceros países, que va en aumento, y a los que se les exige muchos menos requisitos en materia fiscal, ambiental y social, dentro del marco europeo en el que todos compiten.

Mani-en-Malaga-655

Concentración en Málaga

Por todo ello, las REIVINDICACIONES DEL SECTOR a las administraciones son las siguientes:

  • Sensibilizar a todas las administraciones de la crisis del sector hortofrutícola español en general y del modelo de Almería, en especial. Hay que informar de lo que está en juego, buscar posibles ayudas o reducciones para el coste de los insumos, y aplicar medidas para erradicar problemas en las zonas de producción como el agua, la limpieza del campo o los asentamientos.
  • Acabar con la competencia desleal de terceros países a través de medidas para el control de importaciones y de las tasas arancelarias, revisión de los precios mínimos de entrada, y control y erradicación de etiquetado fraudulento de producto de origen extracomunitario.
  • Establecer fondo paralelo y específico para gestión de crisis para todo el sector hortofrutícola, como una medida nueva al margen de los programas operativos de las OPFHs, y al alcance de todos los agricultores en igualdad de condiciones.
  • Diseñar, con carácter de urgencia, a través de reglamentación europea, mecanismos para evitar imposiciones comerciales por parte de las cadenas de distribución y supermercados europeos, en materia de envases, promociones, protocolos de calidad, etc.

Desde UPA Andalucía, esperamos que estas movilizaciones supongan un punto de inflexión en la situación del campo hortofrutícola, principal motor del sudeste español. No obstante, todo el sector está convencido de que tiene que seguir trabajando unido para conseguir que la horticultura andaluza siga siendo competitiva.

Noticias Andalucía