Los directores de las escuelas públicas de Andalucía se revuelven contra el «pin parental» de la Junta

Educación Permanente Andalucía

«Mostramos nuestro más absoluto rechazo ante lo que consideramos una medida, que lejos de garantizar un modelo de igualdad, mina notablemente la confianza en el profesorado» aseguran.

Tras el conocimiento del acuerdo entre el Consejero de Educación y Deporte, Francisco Javier Imbroda Ortiz con el Grupo Parlamentario VOX en Andalucía, sobre el impulso PIN Parental utilizado como moneda de cambio para apoyar la continuidad y evasiva del Ejecutivo andaluz sobre la escolarización, Dires Andalucía, ha tenido acceso al documento suscrito por la Consejería de Educación y Deporte y el Sr. Alejandro Hernández Valdés, Portavoz de la formación política VOX.

Constatados los hechos, hemos estudiado el posible impacto que tendría sobre el Sistema Educativo y esta Asociación profesional, siente la obligación, el deber y la no menos importante preocupación, de emitir un comunicado ante la ciudadanía sobre la intencionalidad que se desprende del texto suscrito por los socios políticos.

Bajo nuestro conocimiento del funcionamiento de los Centros Educativos en la Comunidad Autónoma, así como de la propia de la educación en general, mostramos nuestro más absoluto rechazo ante lo que consideramos una medida, que lejos de garantizar un modelo de igualdad, mina notablemente la confianza en el profesorado, autonomía de los Centros Educativos que reside en sus Planes y genera claramente, diferencias y segregación entre el alumnado cuyo derecho a la educación recoge la Carta Magna de forma tácita.

Dires Andalucía quiere trasladar un mensaje claro y contundente:

“Los Centros Educativos Públicos, no someten a las familias ni al alumnado a imposiciones de ningún tipo. Existe un mecanismo claro de información transparente cuya soberanía, reside en los Planes de Centro que son de conocimiento público y donde las familias, como integrantes de Órganos de Gobierno de los Centros en seno de los Consejos Escolares, tienen claras competencias. Además, existen otras herramientas de participación, toma de decisiones y transparencia efectivas ”.

Entendemos, por tanto, que de ejecutarse este acuerdo serían demasiadas las consecuencias que tendría sobre la educación, entre las que destacamos:

1. Se elimina de pleno la confianza en los/as profesionales de la educación, en quienes residen los conocimientos técnicos para afrontar los retos, denostando no solo la imagen, sino también poniendo en duda la profesionalidad.

2. Supone un retroceso en el sistema democrático de elaboración e implementación del los Planes de Centro, así como una eliminación de la autonomía propia de los Centros Docentes.

3. Pone en duda las actividades complementarias contempladas en las Programaciones, que son evaluables y que son aprobadas por los Órganos de Gobierno en los que reside dicha competencia.

4. Vulnera la competencia que los Centros Educativos tienen atribuida para tomar decisiones de ámbito curricular.

5. Divide y enfrenta la riqueza de la educación, generando confrontación y olvidando por completo los valores que la sostienen.

6. Impide una formación de opinión diversa e independiente por parte del alumnado.
Queremos remarcar que el “PIN Parental”, vulnera un derecho fundamental recogido en el texto constitucional como el “derecho de los niños y las niñas a la educación” y nuestra organización, no lo va a tolerar.

Por último, esta Asociación quiere remarcar que los poderes públicos, deben afrontar con altura de miras los verdaderos desafíos del Sistema Educativo, donde los principales problemas son la falta de inversión, las desigualdades sociales, el uso de las nuevas tecnologías y el declive paulatino de la autoridad de los/as docentes.

LA EJECUTIVA GENERAL