Los enfermeros reclaman al SAS la reapertura de los puntos de vacunación masiva para la tercera dosis de Covid ante el incremento de positivos

Los enfermeros reclaman al SAS la reapertura de los puntos de vacunación masiva para la tercera dosis de Covid ante el incremento de positivos

SATSE pide al SAS que se agilice la administración de la tercera dosis de las vacunas frente a la Covid y de la gripe habilitando puntos de vacunación masiva para facilitar el acceso de la población. Advierte además de la necesidad de reforzar las plantillas de enfermeras y enfermeros para hacer frente al incremento del ritmo de las campañas de vacunación sin necesidad de reducir el resto de la actividad asistencial diaria en los centros sanitarios andaluces.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía, ha solicitado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) la reapertura de los puntos de vacunación a gran escala para agilizar la administración de la tercera dosis de la vacuna frente a la Covid y de la gripe. SATSE advierte además al SAS de la necesidad de reforzar las plantillas de enfermeras y enfermeros para hacer frente a esta nueva fase de vacunación sin mermar el resto de la actividad asistencial en los centros sanitarios andaluces.

En este sentido, SATSE subraya que junto a la campaña de vacunación de la gripe esta semana se ha comenzado a administrar la tercera dosis de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer o Moderna) a las personas de 60 a 69 años y al personal sanitario, vacunación que se prevé se vaya ampliando progresivamente a otros colectivos y grupos de edad hasta inocular esta tercera dosis a toda la población diana.

Así, la organización sindical ha pedido también al SAS concreción sobre la planificación de la administración de la tercera dosis a la población en general y en especial al personal sanitario que, en principio, se realizará en los centros de trabajo, así como más información sobre el proceso de vacunación de la tercera dosis para el personal de centros sociosanitarios y los profesionales de centros sanitarios privados.

SATSE recuerda lleva meses demandando la realización de un estudio sobre la durabilidad de los efectos de las vacunas y el grado de permanencia de la inmunidad, motivo por el que insiste, una vez que está ya aprobada la administración de la tercera dosis, que se agilice este proceso pues, subraya el sindicato, los profesionales sanitarios fueron los primeros en inocularse las vacunas hace ya casi un año.

De otro lado, el Sindicato de Enfermería ha reclamado al SAS que trabaje con previsión y proceda a la contratación de personal para garantizar que los centros sanitarios andaluces cuenten con enfermeras y enfermeros suficientes para hacer frente al incremento del ritmo de la campaña de vacunación, tanto de la gripe como de la Covid, sin necesidad de reducir el resto de la actividad asistencial diaria.

En el caso de ser inviable la cobertura de las necesidades de estos profesionales por falta de disponibilidad en la Bolsa de Empleo, el SAS debe recurrir a enfermeras y enfermeros que voluntariamente realicen esta actividad al margen de su jornada, en horario de tarde o festivos y fines de semana, retribuyéndoles tal y como recoge el plan de mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios con motivo de la pandemia Covid-19.

SATSE recuerda en que las enfermeras y enfermeros no solo se limitan a administrar la vacuna, sino que son los profesionales encargados de la planificación, recepción y seguimiento de las dosis correspondientes, además de vigilar cualquier efecto o reacción adversa que pudiera tener la persona a la que atienden para resolver con solvencia y proteger su salud.

Para finalizar, el Sindicato de Enfermería quiere poner una vez más en valor la labor de cientos de enfermeras y enfermeros que han hecho posible que en los últimos meses en Andalucía se hayan dispensado cerca de 14.000.000 de dosis de vacunas que se traduce en que 6.812.067 andaluces (80,4 % población, un 91,4% de mayores de 12 años) hayan recibido hasta la fecha la pauta completa de vacunas contra el coronavirus y, con ello, que la incidencia del covid-19 se encuentre, en la actualidad, en unos niveles que permiten sobrellevar de manera más razonable la vida diaria.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS