Los médicos de Andalucía se sienten «discriminados y menospreciados» por la Junta y el SAS

Los médicos de Andalucía se sienten «discriminados y menospreciados» por la Junta y el SAS

El SMA es el sindicato absolutamente mayoritario entre los facultativos andaluces pero esta circunstancia no parece importarle al SAS que mantiene una estructura de plantilla que discrimina a los facultativos.

Este es el comunicado del Sindicato Médico de Andalucía:

La estructura de la Atención Primaria en Andalucía viene determinada por el “Decreto 197/2007, de 3 de julio, por el que se regula la estructura, organización y funcionamiento de los servicios de atención primaria de salud en el ámbito del Servicio Andaluz de Salud”. En este Decreto se crearon las Unidades de Gestión Clínica y se definió su estructura directiva discriminando absolutamente a los facultativos y menospreciando su actividad asistencial al considerar que un Centro de Salud por muy grande que fuera o por mucha complejidad que ofreciera en su cartera de servicios, no necesitaba ningún director o coordinador médico, pero sí era necesaria la figura del coordinador de enfermería. Además, permitía que un profesional del grupo A2 (enfermería) asumiera la dirección del centro e hiciera labores de evaluación de la actividad profesional de un grupo académica y administrativamente superior, el grupo A1 (médicos de familia, pediatras, farmacéuticos, etc.).

Desde entonces nuestra organización viene luchando por revertir esta afrenta a los facultativos, profesionales de alto nivel que vieron como eran menospreciados por la antigua administración socialista que gestionaba la sanidad pública contando los votos que cada colectivo podía aportarles en lugar de gestionar con criterios de calidad asistencial.

Pero estas tesis nuestras no solo están apoyadas en la lógica que regiría cualquier empresa organizada y eficiente, sino que han sido refrendadas por decenas de sentencias judiciales en las que reiteradamente los jueces ratifican que no es posible realizar convocatorias que permitan asumir la dirección de un centro y, por tanto, la evaluación de los profesionales, a grupos con menor nivel que el que ostentan aquellos que han de ser evaluados.

Esta nueva Administración es conocedora de nuestra postura y, del mismo modo, conoce perfectamente todas esas sentencias a las que nos referimos. Sabe igualmente que hay Centros de Salud en los que no existe ninguna dirección o coordinación del personal facultativo y mantiene estas situaciones condenando a un segundo plano a los facultativos.

En mesa sectorial y a pesar de nuestra enérgica oposición, la Dirección General de Personal del SAS ha dado curso a esta nueva Orden que el colectivo de enfermería ya se ha apresurado a aplaudir.

Parece ser que para esta Administración también tiene más valor el número de votos que la calidad asistencial y el respeto a las sentencias judiciales.

Si ésta es la gestión sanitaria y de personal que el SAS ha elegido, nos van a tener en contra. No podemos dar crédito a una administración que ratifica la discriminación a los facultativos mientras nos pide paciencia y colaboración.

Esta no es la sanidad que se merecen los andaluces. Esta no es la gestión que necesita nuestro sistema de salud y esta no es la actitud prepotente que nuestro colectivo puede tolerar.

Comité Ejecutivo SMA

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS