Los sindicatos anuncian movilizaciones por la industria y los servicios públicos para pedir a la Junta «más implicación en atraer inversiones y carga de trabajo a Andalucía»

Industria de Andalucía

Industria de Andalucía

La secretaria general de UGT Andalucía junto al secretario General de UGT Málaga, Ramón Sánchez, Castilla ha reivindicado a las administraciones central y autonómica más implicación en atraer inversiones y carga de trabajo a Andalucía.

Las protestas comenzarán el 16 de diciembre en el Campo de Gibraltar, y seguirán el 18 en Sevilla, frente a la sede de la Junta, y el 19 en Cádiz. Ha recordado también que UGT-A tiene convocada también una movilización en la Sanidad, el día 15, para exigir la derogación de la Orden que retira derechos a los sanitarios, permisos, traslados, reducciones de jornada…a pesar de haber sido uno de los sectores que más ha dado la cara durante la crisis sanitaria, y representar a un colectivo agotado por la pandemia, y por los recortes previos.

UGT también mantiene las movilizaciones en VEIASA, las ITV, con huelgas todos los miércoles, y ha convocado en el sector del manipulado de Almería, los días 23, 24, 26 y 28 de diciembre, ante la paralización de las negociaciones del Convenio, que la patronal quiere firmar por debajo del SMI. Carmen Castilla ha vuelto a recordar a los trabajadores de Canal Sur, que tienen convocada una huelga los días 22 y 23 de diciembre, rechazando la reducción presupuestaria y el bloqueo de las contrataciones por reposición de plantilla, lo que «va en detrimento del servicio público que presta la Radio Televisión Pública de Andalucía, y supone un ataque a sus derechos laborales».

El responsable de UGT Málaga, Ramón Sánchez, ha resaltado que no todas las crisis pueden pagarlas los mismos, en referencia a la reducción de derechos laborales desde la última crisis económica, y ha destacado que la mujer trabajadora, es la que vuelve a convertirse en la más afectada por la pérdida de empleo y de derechos. Ramón Sánchez se ha referido a la necesidad de potenciar los servicios públicos, en especial la Sanidad, y ha defendido la necesidad de movilizaciones, en defensa de los derechos laborales, como las convocadas en el personal sanitario, en las ITV, en la empresa de limpieza de Málaga, Limasa, o en Canal Sur. 

La secretaria General de UGT-A ha insistido en la necesidad de la derogación de la Reforma Laboral, y en el otro compromiso del Gobierno central, de subir el SMI a mil euros en 2021. A partir de enero el sindicato estudiará la posibilidad de convocar también movilizaciones en toda España, si no se cumplen estas reivindicaciones.

Castilla ha valorado también la sentencia del TSJA sobre los contratos express realizados por la Junta de Andalucía. Ha anunciado que la Federación de Empleados de los Servicios Públicos, del sindicato, está ultimando la negociación con la Junta, en Mesa Sectorial, para que no vuelvan a producirse ese tipo de convocatorias, y se establezcan criterios de baremación claros y transparentes, con convocatorias que tengan la suficiente publicidad, a través del Servicio Andaluz de Empleo. 

Carmen Castilla ha recordado la necesidad del Diálogo Social, y de mantener presentes los argumentos de la última movilización frente a San Telmo, por el empleo, y para rescatar personas que estén sufriendo los efectos de la crisis, por lo que ha criticado la rebaja de 20 millones de euros de la Renta Mínima de Inserción: «el paro en Andalucía está en el 23,8%, pero cuando se terminen los ERTE, los técnicos apuntan a que puede llegar a un 30%, por lo que, ahora más que nunca, son necesarias medidas de protección social. UGT-A reivindica a la Junta que complemente la prestación por ERTE, en especial a los trabajadores que tengan ingresos más bajos, al menos hasta alcanzar el SMI».

UGT augura un invierno caliente si la Junta no da a una solución a los comedores escolares sin servicio

UGT ha augurado «un invierno caliente» si la Junta de Andalucía no da una solución a los 40 comedores escolares que se encuentran sin servicio en la provincia de Jaén desde principio de curso tras dejar de prestarlo de forma unilateral la empresa Col-Servicol.

El consejero andaluz y delegado de Educación de Jaén, Javier Imbroda y Antonio Sutil, se esconden tras su incapacidad manifiesta de solucionar un problema tan grave que va mas allá de lo laboral y afecta terriblemente al ámbito social y familiar.

Después de las declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, manifestando la importancia de la alimentación, UGT muestra su indignación ante unas palabras que no se reflejan «ante la gravísima situación que afecta a 146 comedores escolares en Andalucía, con 12.000 comidas diarias, de las cuales más del 80 por ciento de las familias se encuentran bonificadas, por su dificultad económica y cuarenta de estos centros están en la provincia de Jaén».

UGT ha criticado que desde junio que llevan solicitando una reunión al delegado de Educación, Antonio Sutil, hasta el momento sólo se ha obtenido silencio, «mostrando la desidia y falta de diálogo para informar de la situación antes y ahora del restablecimiento del servicio de los comedores escolares afectados por la pérdida del servicio».

El sindicato muestra también su preocupación por la situación que afecta a 989 trabajadoras en Andalucía, 130 en Jaén y de muchas familias que «sufren la situación, también la indignación ante la incompetencia manifestada tanto por la Consejería de Educación y Deporte, así como por la Delegación Provincial y sus máximos representantes políticos, en Andalucía y Jaén».

UGT exige «una respuesta y solución inmediatas o en su defecto la dimisión de Imbroda y Sutil por su incompetencia y falta de empatía con la sociedad afectada de forma tan grave y su sospechoso silencio que indica su incapacidad y recursos para solucionar el problema».

Señalan que como sindicado pondrán en marcha las acciones necesarias para «buscar una solución inmediata a los comedores escolares».