Los sindicatos calientan motores en Andalucía: “Ahora toca cumplir con la clase trabajadora»

Los sindicatos calientan motores en Andalucía: “Ahora toca cumplir con la clase trabajadora»

Los actos se harán bajo el lema ‘Ahora Toca Cumplir. Un país en deuda con su gente trabajadora’, y el central tendrá lugar en Cádiz, una de las provincias andaluzas más castigadas por la desindustrialización y el desempleo, siguiendo todas las recomendaciones sanitarias impuestas. 

CCOO y UGT convocan movilizaciones en todas las provincias, aunque la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, y su homóloga en UGT-A, Carmen Castilla, ya han adelantado que el acto central será en Cádiz, una de las provincias andaluzas más lastrada por el paro “desde hace ya demasiado tiempo, y sobre la que vuelve a planear ahora el fantasma de la desindustrialización”.

Bajo el lema ‘Ahora toca cumplir. Un país en deuda con su gente trabajadora’, los sindicatos salen a la calle para exigir al Gobierno central que cumpla los compromisos que adquirió con la clase trabajadora de este país con el acuerdo que los llevó al poder: “de no hacerlo, de no acometer las necesarias reformas que este país necesita, no solo estarán defraudando la confianza que los trabajadores y trabajadoras depositaron en las urnas; sino que además estarán lanzando el mensaje de que se pliegan a los poderes económicos, y no responden a las necesidades de las pequeñas empresas, de los autónomos y de las personas trabajadoras que han soportado con su esfuerzo y su trabajo esta pandemia”. Ha exigido que no posponga más la agenda social y que ahora sí toca derogar las reformas laborales, en especial la de 2012; la reforma de pensiones de 2013 y subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

López Marín ha exigido a la patronal que cumplan sus compromisos con los trabajadores y trabajadoras “que una vez más han arrimado el hombro arriesgando incluso sus vidas o las de sus familiares, con salarios de miseria y condiciones laborales precarias”; además ha hecho un reconocimiento expreso a las personas que trabajan en servicios y actividades esenciales y que han estado en primera línea en esta pandemia: “exigimos compromisos concretos para mejorar las condiciones salariales y de trabajo de esos miles de personas que se jugaron el tipo en medio de la pandemia porque tuviéramos satisfechas nuestras necesidades y que todavía hoy no tienen este reconocimiento en sus nóminas, en sus descansos, en sus turnos, en su prevención de riesgos”.

Además, CCOO exige que se ponga en marcha la agenda social porque “sin ella, no habrá recuperación. La recuperación no puede darse solo en términos económicos para las grandes empresas; ha de darse en términos sociales para garantizar los derechos”.

En el ámbito andaluz, la dirigente ha recordado que la presión sindical ha conseguido “arrancarle” al Gobierno de la Junta, un acuerdo de reactivación que incluye importantes medidas para los trabajadores y trabajadoras; si bien ha apuntado que “queremos hablar de qué proyectos tractores vienen a Andalucía y de cómo se van a gestionar los fondos next generation, y condicionarlo al empleo de calidad”.

En ese sentido, ha hecho un llamamiento explícito a la patronal para pedirle “responsabilidad”. “Ahora que han recibido importantes ayudas y que van a recibir otras nuevas procedentes de Europa, no pueden quitarse de la foto. Ahora que toca repartir la riqueza no pueden descolgarse y dejar tirados a trabajadores y trabajadoras. Ha llegado el momento de que el empresariado de este país decida qué quiere ser de mayor: si seguir anclado en la visión decimonónica de obtener beneficio rápido a costa de explotar a la plantilla, o subirse la carro de la transformación tecnológica y social”.

Igualmente, en lo que respecta a los ERTE, uno de los acuerdos más importantes de los ocho que han firmado los sindicatos con el Gobierno central para crear el escudo social frente a la pandemia, la secretaria general de CCOO-A ha sido tajante, “las empresas que se acogen a ERTE, que vienen de los impuestos de todas y todos, no pueden acabar al final aplicando ERE y no comprometiéndose con el mantenimiento del empleo. No es posible que empresas con importantes beneficios y perceptoras de grandes ayudas públicas, no sean responsables. Y el Gobierno tiene que hacerlas cumplir con los trabajadores, como en el caso de la banca o de Airbus”.

Por su parte, según la líder de UGT-A, Carmen Castilla, “el lema de este año dice un país en deuda con la clase trabajadora, me parece muy acertado, pero habría que añadir que es un país está en deuda con su clase trabajadora, pero desde la crisis del 2007. Las cuentas de resultados mejoraron para las grandes empresas pero eso no se reflejó en la calidad de vida de los trabajadores”

“Esta pandemia no se ha vivido en la sociedad moderna. El año pasado celebramos el 1 de mayo de forma virtual, fuimos como siempre muy responsables, pero este año sí vamos a manifestarnos, con todas las medidas sanitarias,  la sociedad que conocimos antes de la pandemia no volverá nunca”, ha señalado.

“Este año de pandemia hemos llegado a numerosos acuerdos con los gobiernos, hemos negociado y mejorado la vida de la ciudadanía y hemos estado a la altura. Gracias a la lucha sindical hemos derogado el artículo 315.3 del Código Penal, se ha aprobado la ley del teletrabajo, la de los riders, hemos llegado al acuerdo de los ERTE, en definitiva, hemos llegado a muchos acuerdos gracias al diálogo con el gobierno”, ha dicho Castilla.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS