Los sindicatos denuncian que la Junta de Andalucía planea «una significativa reducción” de profesores de refuerzo respecto al curso anterior

Los sindicatos denuncian que la Junta de Andalucía planea «una significativa reducción” de profesores de refuerzo respecto al curso anterior

Según los sindicatos, la Consejería de Educación plantea una significativa reducción del profesorado de refuerzo respecto al curso anterior, «poniendo en riesgo el cumplimiento de las medidas de seguridad y dejando en la estacada a numerosos centros que regresarán o se mantendrán en ratios masificadas, si no se produce un aumento de las plantillas».

Tras las tres reuniones mantenidas en estos últimos días con motivo de la negociación de las plantillas para el próximo curso, a pesar de que desde USTEA se viene reclamando esta negociación desde hace meses para que pudieran entrar en la colocación de efectivos así como para facilitar la planificación a los centros, la administración educativa andaluza ha planteado una reducción de los y las docentes de refuerzo a prácticamente la mitad de los que se aprobaron el curso pasado, lo que supone que numerosos centros tendrán que seguir aplicando medidas de seguridad y adaptándose a la situación de pandemia sin tener los refuerzos con los que han contado este curso, que ya de por sí se demostraron insuficientes.

«Desde USTEA entendemos que la propuesta de la administración es tremendamente insuficiente y obvia gran parte de los problemas reales que, tanto en circunstancias Covid como en una situación normal, padece nuestro sistema educativo. En primer lugar, es inaceptable para este sindicato participar en una negociación en la que no se pone toda la información sobre la mesa, por lo que exigimos que se nos presente un estudio detallado sobre las necesidades de recursos que tienen los centros andaluces para, entre otras cuestiones, cumplir la legalidad actual sobre ratios y acabar por fin con la continuada práctica de esta administración de planificar el número de aulas sobre la base de una ratio ilegal» aseguran. El sindicato ha dejado claro que no firmará ningún acuerdo sin tener la seguridad de que este servirá para garantizar las medidas de seguridad y para un descenso generalizado de la ratio. Es preciso recordar sobre este punto que el acuerdo del curso pasado no sirvió ni tan siquiera para el cumplimiento de estas premisas.

Además, han exigido que se aumenten los recursos destinados a coordinación Covid, «por lo que no aceptará ningún recorte sobre esta cuestión al tener los centros que mantener protocolos y medidas de seguridad que requerirán de estos recursos, los cuales se han manifestado totalmente insuficientes durante este curso. No hay que olvidar que, tal y como reconoce la propia administración, a los y las trabajadoras encargadas de esta coordinación se les ha sometido a un sobreesfuerzo del todo inadmisible» insisten.

Por otro lado el sindicato ha planteado «la urgente necesidad de un aumento de los y las profesionales destinados a la atención de alumnado que requiere medidas de atención a la diversidad y el alumnado NEAE, instando a que se delimiten ratios realistas para estos y estas profesionales y teniendo en cuenta que es precisamente este alumnado el que ha sufrido de manera más acuciante los efectos adversos de la pandemia en nuestro sistema educativo».

«Para USTEA es inadmisible volver a plantear un curso académico en el que, teniendo que continuar con las medidas de seguridad tal y como ya ha establecido la Consejería de Salud, se vuelva a cargar sobre las espaldas del profesorado y de las directivas todo el peso de sacar adelante la educación pública andaluza. Es preciso recordar que, desde que comenzó la pandemia, el sistema educativo se ha mantenido funcionando gracias al sobreesfuerzo y voluntarismo del conjunto de los y las trabajadoras de los centros docentes andaluces. Desde este sindicato entendemos que la reducción de los refuerzos covid supone prolongar esta situación de desgaste un curso más, algo que creemos del todo intolerable. Antes bien, consideramos que lo que corresponde es un esfuerzo extra de la Administración para poder incrementar las plantillas de los centros y de personal de administración y de atención a la diversidad, así como los recursos económicos y materiales que tienen a su disposición» insisten.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS