Los sindicatos destapan: La Junta de Andalucía pagará más cara la hora de la ayuda a domicilio pero el dinero se lo quedarán las empresas

consejera de igualdad

consejera de igualdad

«Esa subida no se puede realizar si no es mediante la modificación del convenio colectivo de aplicación, que se encuentra bloqueado desde hace años porque la parte empresarial se niega a su negociación» aseguran. Los sindicatos consideran «tendenciosas» las declaraciones formuladas por la Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, en las que hace mención a una subida en las retribuciones del 12,3% por hora para las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (más de 33 mil en toda Andalucía).

UGT y CCOO reclaman un acuerdo para implantar un plan de actuación durante tres años, en el que se establezca una subida paulatina del precio/hora del servicio de ayuda a domicilio, partiendo de 16€/hora para el 2021 hasta llegar a 18€/h en 2023.

UGT-A y CCOO-A, han denunciado que las declaraciones formuladas por la consejera sobre una subida en las retribuciones del 12,3% por  hora para las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio son “tendenciosas y no responden a la realidad”, ya que, como apuntan las centrales, esa subida no se puede  realizar si no es mediante la modificación del convenio colectivo de aplicación, que se encuentra bloqueado desde hace años porque la parte empresarial se niega a su negociación”.

Los sindicatos defienden la necesidad de establecer un acuerdo para implantar un plan de actuación durante tres años, en el que se establezca una subida paulatina del precio/hora del servicio de ayuda a domicilio, partiendo de 16€/hora para el 2021 hasta llegar a 18€/h en 2023, y así garantizar la viabilidad del servicio y las condiciones laborales de los profesionales. “Para ello, es necesario que se cree una mesa de diálogo social con objeto de debatir y establecer las diferentes  actuaciones a poner en marcha”.

Las centrales recuerdan asimismo que el servicio de ayuda a domicilio “está padeciendo una grave situación debido a la falta de financiación, gran precariedad laboral de las auxiliares de ayuda a domicilio, una falta de EPIs, como mascarillas FPP2, de protocolos de actuación ante contagios, escasa vigilancia de la salud, etcétera”.

“Como hemos venido denunciado en numerosas ocasiones, el  precio/hora a 14,60 euros en el servicio de ayuda a domicilio es insuficiente y no se ajusta para nada a las necesidades reales de mejora del mismo, por lo que para garantizar el correcto funcionamiento del Servicio de Ayuda a Domicilio, es absolutamente necesario un compromiso para el incremento del precio público, ya que mientras no se incremente, será imposible acometer las mejoras que necesita el servicio, mejorar las condiciones laborales y salariales de las personas trabajadoras, que en muchos casos superan escasamente el Salario Mínimo Interprofesional, y  dar una atención de calidad a las personas usuarias”, aseveran desde CCOO y UGT.

Asimismo, los sindicatos apuntan que “un número importante de trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio dependientes de los Ayuntamientos, de forma arbitraria, está cobrando por debajo de lo que se establece en su convenio de aplicación”.

Por otra parte, desde UGT y CCOO, se explica que “estamos realizando aportaciones al proyecto de Orden que regula el Servicio de Ayuda a domicilio, en las que destacamos aspectos estrictamente relacionados con la calidad del empleo y la profesionalización del Sistema, en unos servicios establecidos para satisfacer derechos garantizados, siendo de  responsabilidad pública la calidad en  la atención y del empleo.

Por ello, es necesario que se establezcan medidas que permitan la mejora de las condiciones de trabajo, empezando por la remuneración de las personas, apostando por jornadas laborales continuadas, mejora sustancial referente a estabilización de los puestos, incrementar los contratos a tiempo completo, establecer medidas de prevención de riesgos laborales, delimitar claramente cuáles son las tareas que deben realizar las personas trabajadoras para mantener la profesionalización del sector.