Los sindicatos le dicen a la Junta que la vuelta al cole en Andalucía «así no es segura»

Los sindicatos le dicen a la Junta que la vuelta al cole en Andalucía «así no es segura»

Las propuestas planteadas por el responsable de la Consejería de Educación y Deporte no cumplen las expectativas de los sindicatos porque «obvian la realidad de una pandemia y delegan en las direcciones de los centros la responsabilidad sanitaria».

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, a calificado de «insuficientes» las medidas presentadas por la Consejería de Educación, tras la videoconferencia mantenida entre el Consejero de Educación y las organizaciones sindicales representantes del profesorado andaluz. «Pueden generar, incluso, una falsa confianza ante el virus, como es el caso de la realización generalizada de test rápidos a todo el personal de los centros educativos, ya que estos tienen un amplio margen de error y un negativo hoy puede no serlo mañana”.

Por su parte, desde UGT Andaluía aseguran que le han expuesto a la administración andaluza distintos aspectos que consideran de obligado cumplimiento para la vuelta en septiembre, tales como:

-Bajada de ratios, tal como venimos pidiendo desde hace años, siendo ahora más preciso que nunca y tal como también recomienda el Ministerio de Educación, puesto que es la única manera de llevar a cabo una enseñanza segura.

-Refuerzo de las plantillas de profesorado, duplicándose, para poder implantar la medida anteriormente expuesta.

-No debe ser el personal docente el que se encargue de ser el referente para el COVID-19, sino que se debe incorporar personal sanitario para coordinarse y colaborar con los equipos directivos.

-No sobrecargar a los docentes con más tareas burocráticas, como ha ocurrido en estos dos trimestres del curso actual.

Por su parte, para CCOO disponer de una información de la afección del virus entre las personas que trabajan en los centros, puede ser adecuado para conocer la incidencia comunitaria, -un estudio ya realizado entre la población general ante necesidades de confinamiento lo sitúa entre un 5-7%, pero que no resuelve el problema real de la actividad educativa ante la Covid-19. “Es más -señala Molina-, estos test rápidos se deberían haber realizado cuando, con una mayor incidencia del virus, se incorporaron presencialmente los equipos directivos y el personal de administración y servicios para la realización de actividades administrativas”.

Así, el sindicato señala que es «imprescindible» que para reiniciar la actividad educativa presencial se reduzca la ratio, a través de un nuevo modelo de escolarización que garantice el distanciamiento físico en las aulas; se generen mecanismos que reduzcan la brecha digital; se desarrolle de modo real la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en los centros educativos; y se fomenten medidas de conciliación ante un más que previsible rebrote del virus.

Además, Molina considera «urgente» disponer del presupuesto necesario para atender la escolarización ante la nueva realidad teniendo en cuenta no sólo la partida que asigne el Gobierno Central y el Ministerio de Educación, sino los fondos europeos que se aprueben o los propios presupuestos de la Junta de Andalucía”.

En este contexto, CCOO critica que se sigan suprimiendo unidades escolares públicas para el próximo curso escolar, «lo que pone de manifiesto la irresponsabilidad de la Consejería de Educación en un momento en el que lo prioritario debe ser la planificación ante un situación sanitaria que aún no ha sido superada”, finaliza Molina.

CSIF-A exige garantías de seguridad y flexibilidad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, ha defendido este martes en la Mesa Sectorial de Educación que la incorporación del personal docente a los centros educativos a partir de que finalice el periodo lectivo se realice con garantías de seguridad sanitaria y de forma flexible y escalonada, para atender tareas que requieran de la presencia ineludible del profesorado, y como apoyo a los equipos directivos, que actualmente soportan una importante sobrecarga.

La presidenta de CSIF Educación Andalucía, Elena García, ha señalado que la central sindical se opondría a una vuelta generalizada del profesorado una vez que concluya el periodo lectivo a los centros educativos, pero sí es partidaria del regreso presencial del personal docente que sea “estrictamente necesario para atender determinadas cuestiones inaplazables y urgentes”, preservando siempre a los colectivos vulnerables y a los profesionales que tengan personas dependientes y menores de 14 años a su cargo, según ha explicado.

“La presencia de más efectivos en los centros aliviaría además la carga que soportan actualmente los equipos directivos, cuya labor está siendo ingente, asumiendo tareas que no les corresponden y que exceden claramente sus competencias e incluso su capacitación”, ha recordado García, que ha subrayado que “si bien es cierto que vamos a entrar en una nueva normalidad, la emergencia sanitaria sigue existiendo”.

Ante ello, CSIF Educación Andalucía ha pedido en la Mesa Sectorial que “la Administración educativa asuma su responsabilidad en materia de prevención de riesgos laborales y queden solventadas todas las medidas de prevención, protección y salud que deben adoptarse”. De hecho, el sindicato exige que las instrucciones de la Consejería de Educación y Deportes recojan de manera explícita las medidas higiénico sanitarias precisas que deben cumplirse, y que no están reflejadas en el borrador.

Asimismo, CSIF exige “que dichas instrucciones sean lo más claras posibles, de manera que no puedan ser objeto de lecturas arbitrarias, sobre todo en lo que se refiere a las actividades para las que se requiere presencialidad y aquéllas que pueden desarrollarse a distancia”, ha explicado Elena García.

En este sentido, la responsable de Sector de Educación de CSIF-A se ha referido a las reuniones de claustro, que en algunos institutos de enseñanza Secundaria (IES) pueden llegar a congregar hasta un centenar de docentes. En este tipo de casos no habría posibilidad de contar con espacios en los que pudiera asegurarse la separación necesaria interpersonal para garantizar la seguridad. Por ello, “debe quedar meridianamente claro en las instrucciones cuáles son las actividades que exigen presencialidad del personal docente, para que prime ante todo la seguridad y salud del profesorado”, ha precisado.

CSIF valora el compromiso de la Administración para efectuar test masivos de Covid-19 al personal docente, para cuya realización las distintas delegaciones territoriales de Educación y Salud están actualmente coordinándose, según ha informado la Administración en la reunión de la Mesa Sectorial.

Una labor “invisible” que no debe quedar en el olvido

De cara a la “nueva normalidad” y la futura incorporación del personal docente a los centros educativos, García ha querido poner en valor la entrega y profesionalidad de la que ha hecho gala el profesorado trabajando a distancia, con sus propios medios, con un esfuerzo enorme y con muchísimas horas de dedicación durante este tiempo de confinamiento”.

“Esa labor, que en muchas ocasiones ha sido y es invisible, y que incluso le ha conllevado al profesorado críticas simplistas al considerarse que no estaba trabajando, hay que reconocerla y no puede quedar en el olvido”, ha concluido la presidenta de CSIF Educación Andalucía.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *