Moreno Bonilla advierte: «Podría darse una cuarta ola en Andalucía… de manera inminente»

Pide a los andaluces «máxima precaución» ante los días festivos de la Semana Santa. A pesar de ello, descarta la aplicación en Andalucía de la nueva medida planteada por el Ministerio de Sanidad sobre el cierre del interior de bares y restaurante en comunidades con una tasa de incidencia de 150 casos por cada 100.000 habitantes.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, volvió a dar un viernes más un mensaje de intranquilidad y cautela ya que podría producirse una «cuarta ola» de la pandemia del coronavirus «de manera inminente» ante el aumento en el número de contagios que se está viendo ya. De ahí que pidiera a los andaluces «máxima precaución» ante los días festivos de la Semana Santa.

Sobre la situación de la pandemia en nuestra Comunidad, Moreno ha advertido que «estamos en un momento de tensa espera», ya que aunque estamos en una situación de «meseta», ya vemos una aceleración de contagios en muchos territorios, y «todo parece indicar que vamos camino de un rebrote de contagios y que podría darse esa cuarta ola de manera inminente».

Por ello, ha reiterado la necesidad de evitar lo evitable, es decir, aglomeraciones, reuniones en casas cerradas u otras situaciones de riesgo. Y una vez más, ha reiterado el mensaje contra el Gobierno central ya que «el número de vacunas que sigue llegando resulta insuficiente y de he hecho esta comunidad tiene un déficit de 471.0000 vacunas respecto a su nivel de población en el conjunto del estado».

El presidente ha insistido en que Andalucía está preparada para poner medio millón de vacunas a la semana y lograr el objetivo de llegar a junio con el 70% de la población vacunada.

Cuarta Ola

Moreno ha manifestado que si llega finalmente llega la cuarta ola, «vamos a intentar que sea menos intensa que en otros territorios y que no se den situaciones como las que se produjeron tras las vacaciones de Navidad». No obstante, ha mostrado su preocupación «por la presencia de distintas cepas del coronavirus, que son más contagiosas, lo que nos tiene que llevar máxima preocupación».

Asimismo, Moreno ha descartado la aplicación en Andalucía de la nueva medida planteada por el Ministerio de Sanidad sobre el cierre del interior de bares y restaurante en comunidades con una tasa de incidencia de 150 casos por cada 100.000 habitantes.

Además, ha manifestado que las medidas actualmente vigentes en esta comunidad estarán en vigor hasta el 9 de abril y, a partir de ahí y en función de la situación epidemiológica, se decidirá si se adoptan o no nuevas medidas.

Reparto de fondos del Gobierno de la Nación

En otro orden de cosas, se ha referido al reparto de fondos del Gobierno central y ha aseverado que como presidente de los andaluces siempre va a reivindicar lo máximo para esta comunidad autónoma. Así, ha asegurado que lo que pretende es que se respete el criterio de la población porque «no es lo mismo dar servicio a una comunidad con 8,5 millones de habitantes que a una que tiene 1,5».

«Creo que ese reparto debe hacerse con criterios poblacionales. Andalucía está por encima del 18% de la población española y le corresponde más de 2.000 millones. Nuestra demanda no ha sido atendida por lo que hay 1.000 millones menos para poder repartir a pesar de que hay comunidades que tienen menos habitantes y que reciben una mayor cantidad de dinero. Ese criterio no es objetivo y perjudica a Andalucía».

Moreno, que ha insistido en que desde el Gobierno andaluz se seguirá hablando con el Ministerio para que haya algún tipo de añadido, ha matizado que se trata de fondos que se deben ejecutar este mismo año, por lo que ha lamentado que aún se desconozca la letra pequeña ya que a día de hoy no ha habido ninguna reunión sectorial.

«No podemos esperar ni un minuto más porque así será difícil ejecutar estos fondos en tiempo y forma. Solicito que cuanto antes se convoque una reunión con carácter inmediato para poner en marcha el procedimiento administrativo que requiere su reparto».

Finalmente, ha denunciado que es el quinto reparto de fondos que se lleva a cabo en el que Andalucía sale perjudicada por lo que ha instado al Gobierno central a ser justo con Andalucía porque «España no saldrá adelante de la recuperación económica si Andalucía no lo hace».