Moreno dice que la bajada de impuestos beneficiará a 4 millones de andaluces y dejará 329 millones en sus bolsillos: es decir 82,25 euros por persona al año

Moreno dice que la bajada de impuestos beneficiará a 4 millones de andaluces y dejará 329 millones en sus bolsillos: es decir 82,25 euros por persona al año

Esos mismos 329 millones de euros también serán los que deje de recaudar el gobierno andaluz para financiar la sanidad o la educación.

Para el presidente autonómico «el último ejemplo de esas políticas reales ha sido la nueva bajada de impuestos anunciada esta misma semana, que se une a la iniciada en 2019 y que logró aumentar los contribuyentes en 119.000 y recaudar 600 millones más». En la sesión de control al Gobierno celebrada en el Parlamento andaluz, ha indicado que esta nueva bajada de impuestos, que busca aliviar la presión fiscal en un momento crítico por la pandemia, supondrá 329 millones de euros en los bolsillos de más de cuatro millones de andaluces «de clases medias y trabajadoras».

Moreno ha explicado esta bajada de impuestos contribuye a la cohesión económica, por ejemplo, con medidas que harán que un agricultor que done a su sobrino una explotación agraria valorada en 300.000 euros pague 315 euros en vez de los 88.000 anteriores a la bajada. O el avance en la fiscalidad ambiental, creando una deducción del 10% en el IRPF (hasta 150 euros) en donaciones destinadas a la defensa y conservación del medio ambiente.

Además, esta bajada de impuestos conlleva más cohesión social. En esta ocasión, ha traído el caso de un andaluz de 76 años que vive solo y tiene contratado a un empleado del hogar, al que paga mensualmente 200 euros, que pasará de deducirse cero euros a 480. Del mismo modo, estaba bajada implica cohesión territorial, al contemplar para las personas que viven en municipios en riesgo de despoblación. Para ellos se incrementa la deducción de 50 euros a 400 en el IRPF al tener un hijo, si sus ingresos son de 18.000 euros. O un ahorro de 6.750 euros en la cuota tributaria en el impuesto de transmisiones cuando el valor de la vivienda no sea superior a 150.000 euros.

Igualmente, dicha bajada contempla el desarrollo de políticas de simplificación y eficiencia administrativa, ampliando plazos para presentar y pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la autoliquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. «Esta nueva reforma fiscal será un pilar fundamental en la cohesión de Andalucía y se unirá a la hoja de ruta trazada con nuestras políticas, las que impulsan nuestros sectores productivos«, ha manifestado.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS