Nuevo frente de confrontación de la Junta de Andalucía con el Gobierno central: le reclama fondos europeos para refuerzo de la plantilla docente

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha propuesto al Ministerio de Educación y Formación Profesional en la Conferencia Sectorial destinar fondos europeos del mecanismo de recuperación y resiliencia a refuerzo de plantilla docente, para realizar una atención más personalizada al alumnado.

Pese a que todavía resta presumiblemente casi dos años para elecciones en Andalucía, el nuevo clima que se respira en Andalucía incrementa la confrontación del Gobierno andaluz con el Ejecutivo de España. El nuevo caso lo protagoniza el consejero de Educación y DeporteJavier Imbroda, quien esta vez ha propuesto al Ministerio de Educación y Formación Profesional en la Conferencia Sectorial destinar fondos europeos del mecanismo de recuperación y resiliencia a refuerzo de plantilla docente, «para realizar una atención más personalizada al alumnado, con desdobles de grupos y creación de unidades de funcionamiento, reflejada en la mejora de los resultados académicos».

Imbroda, que ha informado al Parlamento de esta petición, ha señalado que con ella se busca agilizar y flexibilizar en todo lo posible los procedimientos para que se puedan ejecutar en tiempo y forma los recursos disponibles, adaptándolos a las necesidades de cada territorio.

«Desde Andalucía, lo que hemos propuesto al Ministerio es que el refuerzo de docentes que hemos tenido en este curso tan excepcional lo podamos transformar en un refuerzo docente para el próximo curso, que han dado excelentes resultados, permitiendo una mejora en la evaluación académica de nuestro alumnado», ha dicho el consejero.

Igualmente, Imbroda ha explicado que tanto en la Conferencia como en la Comisión General se han compartido otras reflexiones sobre cuestiones como el 0-3 o la atención a la diversidad. Así, en relación al modelo de financiación de plazas del primer ciclo de Infantil, el consejero entiende que debe centrarse en avanzar hacia la gratuidad y no hacia la ampliación de plazas en territorios donde la red tiene capacidad de sobra y casi un 50% del potencial alumnado escolarizado.

Por otro lado, Imbroda comparte la apuesta por la atención a la diversidad, pero «pedimos al Ministerio también mayor flexibilidad en las medidas del PROA+ para poder adaptarlas a nuestras propuestas concretas y destinarlas a la creación de unidades de integración social».