Organizar bien tu nevera es más importante para tu salud de lo que piensas

Alimentos en la nevera

Alimentos en la nevera

@AhoraNoticiasEs

El método FIFO para organizar tu nevera significa: FIRST IN, FIRST OUT; es decir, lo primero que entra es lo primero que sale. Para poder seguirlo en el frigorífico es importante tener un mínimo de control y organización en nuestros alimentos y productos y poner más a mano los primeros que compramos para que sean los que consumamos antes.


La colocación adecuada por higiene y seguridad alimentaria de alimentos en la nevera se refleja en la siguiente infografía:

IMPORTANTE:

NO meter demasiados alimentos para que puedan mantener adecuadamente su temperatura. Es importante no usarlo como almacén y meter de forma desorganizada todo lo que tengamos apelotonado y apretado. En cambio, en el congelador SÍ pueden ponerse apelotonados y llenarlo al máximo porque los alimentos actúan de fuente de frío entre ellos mismos al estar congelados.

LIMPIEZA EN EL HOGAR: FRIGORÍFICO:

Otro factor importante es la limpieza adecuada del frigorífico, a menudo una gran olvidada. Se recomienda que se limpie profundamente cada 3 meses al menos, siendo un margen de tiempo razonable.

A la hora de limpiarlo se deben sacar todos los productos, mejor en bolsas isotérmicas si hubiera posibilidad. Si hace mucho frío se pueden sacar en bolsas a la terraza un tiempo de en torno a 2 horas sin que suponga un riesgo.

PASOS PARA LA LIMPIEZA DEL FRIGORÍFICO:

  1. Apagar el frigorífico. Sacar todas las bandejas y accesorios móviles, incluidas las gomas de las puertas. Después debe limpiare con agua y jabón no corrosivo.
  2. Aclarar y secar con papel de un solo uso. No usar trapos de cocina y menos reutilizables.
  3. Encender de nuevo el frigorífico y comprobar la temperatura programada: 4ºC o menos siempre; y -18ºC en congelador.

Además, como práctica para nuestro día a día:

Antes de meter los alimentos y productos a la nevera debemos asegurar que están limpios, no contaminados, y lavar fruta y verdura con agua del grifo secándolas con papel, retirando la parte visible dañada, y cepillando aquellas con cáscara dura como sandía, melón, calabacín… De esta forma, aseguraremos la limpieza del frigorífico durante más tiempo.

OTRAS PRÁCTICAS DE LIMPIEZA PREVIAS AL FRIGORÍFICO:

  1. No lavar la carne: es importante porque puedes esparcir los microorganismos. Pero sí  es recomendable ponerla en un envase adecuado.
  2. Lavar y eviscerar el pescado bajo el grifo, y meterlo en un envase hermético.
  3. Huevos refrigerados: no deben lavarse y menos bajo el chorro de agua del grifo ya que aumentamos el riesgo de que la suciedad y microorganismos como la Salmonella spp pueda penetrar por las cámaras de aire de la cáscara al interior.

UN DATO IMPORTANTE: Y, ¿SI SE VA LA LUZ DE CASA?

En este caso puede que consigamos salvar los alimentos siempre y cuando se cumpla lo siguiente:

  • A temperatura adecuada se mantienen 4 horas en el frigorífico y 24 horas en el congelador de máximo si está apagado. Es buena idea comprar hielo para ayudar a que mantengan mejor la temperatura.
  • Cuando vuelve la luz: comprobar la temperatura.

>4º desechar refrigerados y

>4ºC en congelador  desechar. Si están a menos de 4ºC, parcialmente descongelados, pueden pasarse al frigorífico y consumirse en un tiempo prudencial breve. No deben volver a congelarse.