47 positivos por coronavirus en una residencia de mayores de Almería mientras la Junta establece más medidas en estos centros

Residencia de mayores El zapillo

Residencia de mayores El zapillo

@AhoraNoticiasEs

47 positivos por coronavirus en la residencia de mayores ‘El Zapillo’ en Almería en el día el que la Junta ha anunciado que establece nuevas medidas específicas de prevención para evitar rebrotes en este tipo de centros

La Junta de Andalucía ha informado de la detección de casos positivos por coronavirus en la residencia de mayores ‘El Zapillo’, en la capital de Almería, centro en el que se ha activado el protocolo establecido por las autoridades sanitarias para estos casos.

Las pruebas PCR positivas corresponden a una residente y a una trabajadora, por lo que los test se van a extender al resto de usuarios (el centro cuenta con 122 plazas) y a la plantilla. Estos dos casos se suman al notificado en la residencia ‘Ciudad de El Ejido’, donde la situación continúa estable tras dar negativo las pruebas realizadas hace 48 horas.

Nuevas medidas específicas para los centros de mayores

El Gobierno andaluz ha establecido nuevas actuaciones y medidas específicas de prevención para las residencias de mayores para evitar la aparición de brotes. Las medidas están dirigidas tanto a las residencias como a centros de día, centros ocupacionales y de participación activa. Entre estas medidas, se incluye la realización de PCR a todo nuevo ingreso o residente que regrese tras un periodo prolongado fuera del centro (mayor a 10 días). Dicha prueba deberá realizarse en las 72 horas previas al ingreso, y se aplicará en el caso de los nuevos profesionales que se incorporen a los centros y para aquellos que regresen tras un periodo superior a 10 días.

Igualmente, todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro. Los nuevos ingresos se producirán en aquellos centros que no cuenten con casos positivos de coronavirus en los 14 días previos.

Con respecto a las salidas voluntarias del centro de una persona al domicilio familiar se deben reunir las siguientes condiciones: la persona residente permanece estable y sin síntomas asociados al coronavirus en los últimos días, la persona residente tendrá una prueba PCR con resultado negativo para Covid-19 o una prueba serológica de detección de anticuerpos IgG para la enfermedad con resultado positivo, compromiso de quedar en vigilancia en el domicilio familiar durante un periodo de 14 días o todo el periodo si fuera inferior a éste y seguir las indicaciones generales sobre las medidas de prevención.

Para ello, deberá constar una solicitud de salida y una declaración responsable por parte de la familia, debidamente acreditada, con el consentimiento expreso del residente.

Protocolo para las visitas

Las visitas se suspenderán en aquellos centros donde exista al menos un caso confirmado de coronavirus entre los residentes o los trabajadores hasta 28 días desde el último diagnóstico, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas PCR.

En el resto de situaciones, las visitas de familiares a los centros residenciales estarán permitidas si existe posibilidad de aislamiento y si hay disponibilidad de profesionales sanitarios propios. Las visitas continuarán siendo de un único familiar que deberá declarar estar asintomático y siempre se facilitará la visita para el acompañamiento al final de la vida, con las suficientes medidas de protección para garantizar la seguridad de las mismas.

La decisión de restringir o suspender las visitas vendrá determinada por el mayor riesgo de penetración de la infección por Covid-19 y de la capacidad de respuesta del centro. Se tendrá en cuenta la incidencia acumulada en los últimos 14 días en el distrito sanitario correspondiente y el porcentaje de casos confirmados en los que existe identificación del vínculo epidemiológico.

Regulación para los paseos

Las salidas para paseos se suspenderán en aquellos centros donde exista al menos un positivo confirmado de coronavirus entre los residentes o los trabajadores hasta 28 días desde último diagnóstico, así como si hay más de tres casos en sospecha hasta conocer resultado negativo de las pruebas. En el resto de situaciones, se permitirán en función de la situación epidemiológica y las características del centro.

En las salidas por motivos ineludibles, las personas residentes y sus acompañantes deberán extremar las medidas de prevención e higiénicosanitarias y, a la vuelta, estará en vigilancia activa por parte de los profesionales del centro, además del mantenimiento del resto de medidas de prevención en el interior del centro residencial. En los centros residenciales con plazas concertadas, la salida voluntaria no podrá exceder de 30 días en un año.

Centros de día, ocupacionales y de participación activa

Los centros de día, centros ocupacionales y centros de participación activa se mantienen abiertos, salvo aquellos casos en los que la situación epidemiológica de la zona geográfica donde estén ubicados indique una restricción o se declare algún positivo por coronavirus.

En el caso de restringir o suspender las actividades presenciales se realizará un seguimiento proactivo promoviendo la continuidad del servicio en domicilio, con realización de actividades programadas telemáticamente. Se priorizará la prestación del servicio a personas con mayor grado de dependencia. En caso de restricción de actividades presenciales no podrán compartir zonas comunes al mismo tiempo las personas usuarias de centros de día o centros ocupacionales, con las personas usuarias de los centros de carácter residencial.

Distancia de 1,5 metros para espectáculos taurinos

Por otra parte, la Junta de Andalucía ha aprobado también una serie de medidas de prevención específicas para espectáculos taurinos. Entre las nuevas normas se establece que las localidades asignadas deberán guardar una distancia de seguridad de 1,5 metros respecto a las personas que ocupen asientos contiguos en la misma fila de tendidos o butacas, y no se podrá ocupar las localidades inmediatamente superiores ni inferiores de cada fila de tendidos o butacas. Además, las plazas de toros no podrán superar el límite del 50% del aforo permitido.

Los organizadores de los festejos deberán inhabilitar debidamente las localidades que no cumplan con los criterios de distanciamiento, así como las localidades no vendidas, y se establecerán marcas de distanciamiento en el suelo en el acceso a la plaza y a los aseos.

Las plazas de toros solo podrán desarrollar su actividad si cuentan con localidades preasignadas y numeradas y garantizan en todo momento que las personas que asistan al espectáculo permanezcan sentadas y con mascarillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.