¿Sabes cómo queda un bien cultural tras pasar por el «quirófano»? Te lo contamos

Antes y después de la intervención de los técnicos del IAPH en el lienzo 'El martirio de Santa Lucía'.

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico interviene en el primer semestre de 2020 más de diez bienes culturales pese a la crisis del coronavirus

Desde hace más de 30 años, el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), perteneciente a la Consejería de cultura de la Junta de Andalucía, es el encargado de velar por la «salud» de los bienes culturales que están catalogados como patrimonio histórico-cultural andaluz.

Se trata de una labor altamente especializada que sus técnicos realizan en el silencio de la isla de La Cartuja en Sevilla, donde se ubican sus talleres. El prestigio del que podríamos llamar el quirófano del patrimonio cultura andaluz traspasa fronteras, y actualmente es un centro de referencia internacional en la investigación, restauración, conservación y difusión del patrimonio.

En el primer semestre de este año, y pese a la incidencia del coronavirus, los técnicos del IAPH han concluido un total de siete intervenciones y cinco proyectos de mantenimiento, conservación y/o restauración en bienes del patrimonio textil, pictórico y documental.

El antes y el después de una restauración

El martirio de Santa Lucía’, la ‘Alegoría de la Institución de la Eucaristía’ de Juan del Castillo o el techo de palio de la Virgen de la Palma son algunas de las obras que han entrado a formar parte en 2020 de la exquisita lista de piezas intervenidas por el IAPH, según ha informado la propia institución.

‘El martirio de Santa Lucía’ (1635-1640) es una pintura sobre lienzo de gran formato y estilo manierista procedente del antiguo retablo mayor de la desaparecida parroquia de Santa Lucía y ubicado actualmente en la Parroquia de San Sebastián de Sevilla. Además, en el taller de pintura también han finalizado la intervención de ‘Alegoría de la Institución de la Eucaristía’ obra de Juan del Castillo fechada en 1612.

El minucioso trabajo del Instituto no ha terminado ahí. A estas restauraciones se añade la del techo de palio de la Hermandad del Buen Fin (Sevilla), una de las intervenciones más delicadas de estos meses. La restauración de esta pieza textil, diseñada por Ignacio Gómez Millán y realizada en el taller de bordados de José y Victoria Caro entre 1929 y 1930, ha supuesto un importante avance en su conocimiento al abordar su análisis y estudio desde una metodología científica.

Durante su intervención se ha aplicado, por primera vez, la limpieza mediante técnica láser en piezas textiles en el IAPH posibilitando la recuperación del aspecto estético de la obra respetando su integridad física y material.

Personal técnico del IAPH durante el proceso de limpieza del lienzo'El Martirio de Santa Lucía'.
Personal técnico del IAPH durante el proceso de limpieza del lienzo ‘El Martirio de Santa Lucía’.

También en patrimonio textil, el IAPH ha intervenido en el manto de la Virgen de los Dolores de la Congregación del Santo Sepulcro de Cristo de Jaén, caracterizado por su forma en ‘cola de lagartija’ y extraordinario bordado, con un fin conservativo, respetando los elementos originales.

La recuperación en patrimonio documental y bibliográfico es otro de los ámbitos de actuación del IAPH, que ha concluido cinco intervenciones para hermandades de Sevilla, Málaga y Huelva. Los proyectos de restauración del Libro de Reglas de la Hermandad de Jesús Cautivo (1956) y el Libro de Reglas de la Hermandad Sacramental de Santa Genoveva (1945), ambos pertenecientes a la Hermandad de Santa Genoveva (Sevilla), se han realizado de forma paralela.

Del mismo modo, se ha mejorado el aspecto y la conservación de la litografía de gran formato que conforma la Carta de Hermandad (c.a. 1843) de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús, ‘El Rico’, de Málaga así como el Libro de Actas de la corporación malagueña, fechado entre los años 1789 y 1845.

También se ha intervenido el documento de la Hermandad de Montemayor de Moguer (Huelva), que recoge la leyenda de la aparición de la Virgen de Montemayor, confeccionado en el convento de Santa Clara del municipio onubense muy posiblemente en 1860 por la fecha que aparece al pie del mismo, visible solo con luz ultravioleta.

Supervisión de bienes intervenidos con anterioridad

A esta actividad habitual en los talleres del IAPH hay que sumar la labor constante que realizan los técnicos en la supervisión de bienes intervenidos con anterioridad, y las visitas técnicas de control para evaluar el estado de imágenes como la realizada en el pasado mes de junio a la Virgen de Valme, patrona de la localidad sevillana de Dos Hermanas que había sido restaurada por el IAPH en 2014.

El Instituto también ha emitido en 2020 informes-diagnóstico sobre el estado de conservación y propuestas de actuación en el patrimonio. Es el caso del Nazareno de la Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura de Castilblanco de los Arroyos, de la Virgen de la Soledad de Pilas o de Jesús Nazareno de Fuentes de Andalucía, municipios de la provincia de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *