¿Sabes qué es PLAnd COVID-19? Si aún no lo conoces, te lo presentamos

PLAnd COVID-19 Andalucía

La plataforma PLAnd COVID-19 registra ya 512 capacidades y será presentada en Málaga a empresas y entidades de I+D participantes en el Foro Transfiere 2021.

La Plataforma Andaluza para la Recepción, Identificación, Análisis y Transferencia de Capacidades y Soluciones de Innovación para la lucha contra el Covid-19 (PLAnd Covid-19) cumple el próximo 6 de abril su primer año de funcionamiento desde que fuera puesta en marcha en plena pandemia. PLAnd ha permitido en este tiempo la formalización de 120 acuerdos de negocio e investigación suscritos por 55 entidades registradas en la herramienta. El 89% de ellas son empresas, mientras que el resto son centros y grupos de investigación (4), centros tecnológicos (1) y asociaciones empresariales y clústers (1).

A lo largo de este primer año de funcionamiento, la herramienta ha ayudado a poner en contacto oferta con demanda, especialmente durante sus primeros meses de vida cuando, coincidiendo con el momento más duro de la pandemia, el sistema sanitario andaluz necesitaba de soluciones urgentes que dieran respuesta inmediata a la escasez de material y equipamiento.

En aquellos primeros meses, la plataforma permitió, con éxito, estrechar vínculos entre la iniciativa pública y la privada, y apenas 24 horas después de su presentación, y del llamamiento urgente realizado por la propia administración de Junta de Andalucía, la herramienta ya registraba 80 perfiles.

Actualmente, hay contabilizadas 512 capacidades y soluciones innovadoras, de las que 440 corresponden a empresas, 28 a grupos de investigación, 12 a centros de investigación, seis a centros tecnológicos, seis a asociaciones empresariales y cluster, y 20 a otro tipo de entidades.

Una de las primeras actuaciones para las que resultó de utilidad la plataforma fue para poner en contacto al sector comercial con 25 empresas andaluzas que producían equipos de protección individual (EPIs), tan necesarios en aquel momento para el personal de hospitales y UCIs. Igualmente, otro elemento altamente demandado por los sistemas sanitarios y aquejado de una gran escasez a nivel mundial fueron las mascarillas en sus distintas variantes (quirúrgicas, FFP2 y FFP3).

En aquel momento, la firma sevillana Noruco, una de las primeras entidades en registrarse en la plataforma  PLAnd COVID-19, estaba especializada en la fabricación de endoscopios rígidos, actividad que venía desempeñando desde hacía una década y con la que había conseguido posiciones de liderazgo en el mercado español e internacional. Sin embargo, en plena pandemia y ante la necesidad imperante de este tipo de material sanitario, esta empresa decidió diversificarse implantando nuevas líneas de negocio orientadas a la producción de distintos tipos de mascarillas y EPIs. Gracias a su identificación mediante la plataforma, y al asesoramiento de Transformación Económica, a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento, Noruco suscribió un acuerdo con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para el suministro de cuatro millones de mascarillas a la Administración andaluza.

La diversificación hacia esta nueva actividad permitió a la empresa triplicar su plantilla, llegando a fabricar once millones de mascarillas al mes.

Una oportunidad para emprender

Paradójicamente, la pandemia ofreció un empuje a algunos emprendedores que decidieron lanzarse a innovar en este ámbito, como demostró el caso de la start-up gaditana Mitras, otra de las firmas registradas dentro de la plataforma PLAnd COVID-19, dedicada también a la fabricación de EPIs y material de protección sanitaria.

Nacida en pleno confinamiento, Mitras surgió como respuesta a la necesidad existente de abastecimiento de productos de protección individual para los sanitarios, siendo la idea inicial la producción de mascarillas FFP2 y FFP3. No obstante, se toparon de lleno con la escasez de materia prima y, lejos de desistir en su intento, sus fundadores, provenientes del sector textil, se plantearon la opción de avanzar en la certificación y puesta en marcha de una línea de fabricación de buzos y batas sanitarias para los que ya tenían tanto proveedores de materia prima como la infraestructura necesaria.

Tras la publicación de su perfil en la plataforma, la Agencia Andaluza del Conocimiento puso en contacto a Mitras con la empresa Omologic, una consultora granadina especializada en marcado CE para productos sanitarios, tecnología sanitaria, y equipos médicos y de protección individual, con la que firmó un acuerdo de negocio. La gaditana Mitras también acabó finalmente suscribiendo un acuerdo con el  SAS, con el que llegó a formalizar un pedido de 120.000 batas.

Omologic, que también cuenta con perfil en la herramienta, ayuda a empresas y entidades diversas a obtener la homologación europea de sus productos. La actividad de la firma granadina ha resultado clave en la consecución de la homologación de equipos frente al coronavirus y ha volcado todo su conocimiento técnico en asesorar a fabricantes que desarrollan nuevos productos desde España para combatir la escasez de equipos de protección frente al Covid-19 y reducir la dependencia de importaciones.

Situada en el Centro de Empresas del Parque Tecnológico de la Salud de Granada, ha llegado a asesorar semanalmente a más de 100 empresas para ayudarlas a obtener el marcado CE.

Desinfección de material y ambientes

Otro caso de éxito surgido a raíz de la plataforma fue el de la empresa malacitana ZenerMes, también de las primeras en publicar su solución innovadora.

La firma registró una oferta de tecnología para la desinfección basada en luz ultravioleta de onda corta UVC como solución bactericida para esterilizar ambientes y superficies, tecnología muy demandada también en los primeros meses para la desinfección de hospitales e infraestructuras sanitarias.

Había encontrado una fórmula para el uso de este tipo de luz ultravioleta como bactericida y biocida y usarla en la esterilización de  ambientes y superficies, inocua para las personas y con mantenimiento de bajo coste (aplicable al aire y agua, pero también a elementos como toallas, pasamanos de escaleras mecánicas, andenes móviles, rampas, etc.). A raíz de la publicación de la solución de ZenerMes, la empresa fue contactada por varias entidades, logrando formalizar, al menos, media docena de acuerdos.

El caso de mayor éxito por su envergadura, y por ser el primero en dar sus frutos, fue el de la colaboración surgida entre la sevillana AND&OR y la malagueña MasFabEs, que suscribieron un acuerdo de compraventa de maquinaria de última generación para la fabricación de mascarillas.

Puesta en marcha por tres hermanos ingenieros, la actividad de la firma sevillana, ubicada en Palomares del Río (Sevilla), se había centrado tradicionalmente en la automatización de procesos industriales, y pese a tener solo 150 empleados, contaba con filiales propias en Estados Unidos, Bélgica y China, así como con una larga lista de clientes en más de 50 países. No obstante, a finales de enero de 2020, y ante la demanda de varios de sus clientes en China, AND&OR comenzó a trabajar en el diseño de una máquina capaz de producir mascarillas de forma masiva.

Sus clientes chinos les demandaban una máquina que produjese estos elementos de forma más fiable y eficiente a altas velocidades (solución difícil de encontrar en el mercado local). La propagación de la pandemia y la escasez del producto aceleraron el proceso de diseño y fabricación del primer prototipo: un equipo capaz de fabricar mascarillas quirúrgicas de hasta cuatro capas de protección (no-tejido) soldadas mediante ultrasonido. La capacidad de producción de la máquina ha llegado a un millón de mascarillas semanales.

Además de la demanda china, AND&OR llamó la atención de otros inversores andaluces, entre ellos la de la malagueña MasFabEs, que realizó una inversión decidida y adquirió la maquinaria especializada de la sevillana con el propósito de poder cubrir la demanda nacional de este producto, reduciendo la dependencia de fabricantes internacionales.

Las mascarillas higiénicas y quirúrgicas ideadas por MasFabEs cuentan con la homologación de la Unión Europea, cumplen con todas las normativas y certificaciones nacionales y se fabrican bajo estrictas condiciones higiénicas y de seguridad incorporando una componente denominada ‘sala blanca’, que consta de ducha de aire, cabina intermedia y un box con rayos UVA con el que se garantiza la esterilización y máxima higiene de la línea de producción.

MasFabEs, que ha llegado a producir 600.000 mascarillas al día en su fábrica de pizarra con una treintena de empleados en plantilla, ha sido adquirida recientemente por HeiQ y ha firmado un acuerdo de distribución con el laboratorio español Combix, del grupo Zydus Cadila. La empresa va camino de convertirse en una compañía global líder en el sector farmacológico.

Presencia en el Foro Transfiere 2021

La Consejería de Transformación Económica tiene previsto presentar la herramienta el próximo 14 de abril en el marco del Foro Transfiere 2021, que se celebra en la capital malacitana y que reunirá a multitud de representantes de organismos, empresas y entidades relacionadas con la I+D y la transferencia de conocimiento nacionales e internacionales.

Creada con vocación de continuidad en el tiempo, la plataforma sigue en continua evolución y, ante los últimos rebrotes, continúa registrando la inclusión de nuevos perfiles, dado que muchas empresas han implementado nuevas líneas de producción o, incluso, han reconvertido total o parcialmente su actividad para hacer frente a una crisis sanitaria todavía vigente.

PLAnd Covid-19 está disponible a través de la siguiente dirección web: https://covid19.aac.es/