Salud alerta de que sólo el 18% de los convocados está acudiendo a la prueba del cribado de cáncer de colon en Andalucía

Operación en el Hospital Virgen de las Nieves

Operación en el Hospital Virgen de las Nieves

Se extiende ya a 700.000 personas de entre 50 y 69 años, un 85% de cobertura de la población diana, pero solo acude a realizarse la prueba un 18,4% de los invitados

La Consejería de Salud y Familias ha hecho un llamamiento para que la población andaluza participe en el cribado de cáncer de colon aprovechando la celebración del día mundial de la enfermedad. Y es que, aunque el programa de cribado de cáncer de colon se ha extendido ya a un total de 697.274 personas en Andalucía de entre 50 y 69 años de edad, enviándose hasta la fecha 2.176.950 cartas a ciudadanos para que participen en el programa de cribado, sólo un 18,4% acude finalmente a entregar la muestra al centro de salud. El programa de cribado poblacional de cáncer de colon y recto, puesto en marcha por el Plan Integral de Oncología de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, tiene como objetivo fundamental el diagnóstico precoz del cáncer colorectal y la eliminación de pólipos que dejados a su evolución podrían degenerar en un carcinoma en el futuro.

El cribado de cáncer de colon alcanza una cobertura del 85% de la población diana en Andalucía, una cifra a destacar teniendo en cuenta que era del 10,78% al inicio de la actual legislatura, sin embargo, la invitación es aceptada en el 30,5% de los casos y solo acude, pero el porcentaje de personas que participa baja a un 18,4%. Desde la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, se plantea como reto la necesidad de elevar la participación de la población en las pruebas de detección precoz del cáncer colorrectal, en el marco de la futura Estrategia de Cáncer en Andalucía, que actualmente se está elaborando.

En total desde su puesta en marcha, se han enviado 432.277 test para recogida de heces, se han realizado más de 17.600 colonoscopias, lo que ha permitido extirpar 11.261 pólipos de los que 3.385 eran de alto riesgo. Ello supone un importantísimo beneficio para las personas a las que se les ha evitado el desarrollo de un cáncer colorrectal. Además, se han detectado 357 cánceres invasivos.

El programa de cribado de cáncer colorrectal tiene como objetivo reducir la carga de enfermedad en la población andaluza, en términos de disminución de la incidencia y mortalidad, así como mejorar la calidad de vida en los casos detectados.

El cáncer de colon es un tumor que se puede curar en el 90% de los casos si se detecta en estadios precoces o en forma de lesiones premalignas, lo que se puede lograr implantando un programa de cribado a toda la población de riesgo medio (50 y 69 años). De hecho, la detección precoz disminuye la mortalidad a corto plazo entre un 30% y un 35%, lo que equivaldría en España a salvar unas 4.000 vidas cada año.

El cáncer colorrectal (CCR) es uno de los cánceres más frecuentes en los países desarrollados, con una incidencia en aumento en las últimas décadas. En Europa es el segundo cáncer de mayor incidencia poblacional, mientras que en España y Andalucía es el cáncer más frecuente. Los cánceres más frecuentemente diagnosticados en España en 2020 son los de colon y recto (44.231 nuevos casos), próstata (35.126), mama (32.953), pulmón (29.638) y vejiga urinaria (22.350). En Andalucía, esta patología ocupa el segundo lugar en incidencia, tanto en hombres (detrás del cáncer de próstata) como en mujeres (detrás del cáncer de mama).

Prevención primaria del cáncer de colon y recto

En el cáncer de colon y recto están implicados factores de riesgo genéticos y ambientales, siendo más importantes los relacionados con los estilos de vida. Solo un 5-10% de los casos pueden considerarse hereditarios, y un 20% de tipo familiar, mientras que el 70% son esporádicos. Así, estudios recientes destacan la importancia de mejorar los estilos de vida para disminuir el riesgo de cáncer de colon-recto. Entre los factores de riesgo relacionados con los estilos de vida figuran el sobrepeso y la obesidad; el consumo de alcohol, tabaco, carnes rojas y procesadas; y la diabetes. Frente a ello, existen factores protectores frente a esta enfermedad como la práctica de actividad física moderada y una dieta baja en grasa y rica en verduras, frutas y fibra.