Salud Responde en Andalucía se desborda: Atiende en lo que va de mes 25.000 llamadas más por coronavirus que en todo el mes de diciembre

Salud Responde. Cita médica en Andalucía

Salud Responde

La central sindical exige que se cumpla el compromiso de rescatar para lo público tanto el servicio de gestión telefónica de Salud Responde, como el del 061.

CSIF Andalucía, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia cada vez más creciente en el sector privado, ha denunciado que el servicio de gestión telefónica Salud Responde ha atendido en lo que va de mes de enero más de 43.000 llamadas por posibles casos de covid-19, lo que supone 25.000 llamadas más que las registradas por este motivo en todo el mes de diciembre.

Estos son algunos de los datos que el delegado de CSIF en Salud Responde en Jaén, Carlos Abellán, ha facilitado durante la reunión mantenida hoy por videoconferencia entre representantes de los trabajadores y trabajadoras de este servicio esencial y también del servicio de gestión telefónica del 061 y denuncian que dicha “sobrecarga” de trabajo es asumida por parte del personal de Salud Responde “sin refuerzos y ante la pasividad de la concesionaria, la empresa Ilunion, y de la propia Junta de Andalucía, que mira para otro lado”.

Se está registrando un “aluvión” de llamadas de la ciudadanía relacionadas con covid-19 en el teléfono Salud Responde, “cuyo personal se encuentra completamente desbordado”, según ha manifestado la coordinadora del Área de Empresa Privada en CSIF Andalucía, María del Mar Gómez de Mercado, quien ha subrayado que “el incremento de las llamadas ha sido exponencial, concretamente de un 139%, y aún quedan diez días para que termine enero”.

Ante esta situación, desde CSIF-A se lamenta “la pasividad de Ilunion por la falta de formación a sus empleados de Salud Responde, que están teniendo que afrontar la avalancha de llamadas por contagios por covid-19, ya que no se ha formado al personal para una atención de calidad y se ha producido además una absoluta falta de previsión puesto que era previsible el aumento de contagios por covid tras el periodo navideño”.

Por su parte, Juan Moreno, delegado de CSIF en 061 Córdoba, ha lamentado que “la ratio de gestores telefónicos de este servicio haya caído en la provincia de Córdoba en plena tercera ola de la pandemia”, al tiempo que ha subrayado que “los niveles de desatención de llamadas están siendo alarmantes” y que la ciudadanía no se merece esta situación, de la que ha responsabilizado a la Empresa Pública de Emergencia Sanitarias (EPES) y a la Consejería de Salud y Familias.

Asimismo, Elisa Montilla, delegada de CSIF en 061 Cádiz ha alertado sobre que los gestores telefónicos de este servicio tienen que atender también las urgencias y emergencias de Atención Primaria, que al estar colapsada no da respuesta a la ciudadanía”. Igualmente, esta responsable sindical lamenta “la pérdida de llamadas que se está produciendo y la demora en la atención urgente”.

La responsable de Empresa Privada en CSIF-A apremia a la Consejería de Salud y Familias para que haga efectivo el compromiso que adquirió la viceconsejera, Catalina García, a finales del pasado mes de noviembre para establecer un calendario para el rescate público del servicio de gestión telefónica de Salud Responde y del 061.

CSIF lamenta la “precariedad” de las condiciones laborales de estos colectivos, “que se rigen por el convenio de telemarketing cuando su labor del día a día nada tiene que ver con dicho convenio” y ha recordado que el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, adquirió hace más de un año en sede parlamentaria un compromiso para el rescate del servicio de gestión telefónica de Salud Responde y del 061. La central sindical reclama el cumplimiento de dicho compromiso, “de manera que los trabajadores que prestan este servicio esencial como gestores telefónicos tengan unas condiciones de trabajo dignas que ahora no tienen”, ha indicado Gómez de Mercado.