Este fin de semana… a caballo por la Sierra de Aracena, en Huelva

Sin lugar a dudas de las mejores formas de recorrer los senderos de la Sierra de Aracena. El caballo. Una perspectiva única a ritmo de trote para experimentados y no experimentados

Te proponemos un plan que combine naturaleza, bellos paisajes y un toque de aventura a ritmo galope. ¿Apetece? Si es así aquí os presentamos una de las alternativas y cosas que hacer en la Sierra de Aracena más recomendables: un paseo en caballo por alguno de los muchos y variados senderos de nuestra sierra.

Son muchas las personas que se preguntan por la magia de este animal. El hecho de avanzar a más de 2 metros de altura, el ritmo de estos espectaculares animales y su elegancia en movimientos, convierten la experiencia de recorrer senderos a lomos de un caballo en algo inolvidable y si encima, el entorno acompaña como fue en el caso del siguiente reportaje que vais a ver… ¡qué decir!

La mañana empezaba fría y la mejor forma para entrar en calor fue con un buen desayuno Andaluz. Una buena tostada de jamón ibérico con aceite de oliva que junto al fuego de uno de los bares de Galaroza, pequeña localidad de la Sierra de Aracena, fue la mejor forma de cargar pilas antes de la ruta a caballo. ¡Mejor forma imposible!

Tras coger energías para la ruta, nos dirigimos a la Finca La Suerte, donde nos empaparíamos de algunas pequeñas nociones para el manejo de nuestros caballos. No os preocupéis si no habéis montado antes. Estos animales conducen en «piloto automático», uno detrás de otro, son muy nobles y hasta un niño podría montarlos. Tras el peque turno de explicaciones, arrancamos a través de las calles de Galaroza y sus casitas blancas.

Bajo el olor a leña de la mañana, poquito a poco fuimos dejando Galaroza a un lado y nos adentraríamos en plena sierra.

Alcornoques y encinas nos saludaron al inicio de la ruta. Una gozada penetrar en la sierra y sentir los aromas del campo a lomos del caballo.

La ruta duraría 2 horas y el punto estrella llegaría a la hora de atravesar los castaños. Casi sin darnos cuenta nos vimos rodeado por los colores del Otoño. Amarillos, rojos, ocres… una pasada de bosque galería que atravesamos a lomos de nuestros caballos.

¿Qué os parecen estos colores?

Dejarse llevar por lugares así, dejando que el caballo sea el que marque el ritmo es una auténtica delicia para las retinas.

Desde aquí os animamos a probar la experiencia de sentir la naturaleza a lomos de caballo a través de senderos únicos y perfectos para ser contemplados y atravesados por uno de los animales más maravillosos de nuestra tierra.

¿Quien puede montar a caballo?

Afortunadamente una de las ventajas de los paseos a caballo es que estos no tienen límite de edad. Practicamente cualquier persona puede disfrutar de ellos siempre y cuando tenga un estado físico correcto porque aunque no lo parezca, ¡a lomos de un caballo también se hace ejercicio!

¿Es muy caro vivir una experiencia así?

Uno de los falsos mitos que giran entorno a cuaquier actividad relacionada con la equitación es el precio. Existe la falsa creencia de que este tipo de actividades es carísima y ni mucho menos. Para que os hagáis una idea, una actividad de este tipo, de 1 a 3 horas, podrá rondar los 15-20€ por persona.