Te contamos los pasos que tienes que seguir para asegurarte de que una página es segura en tus compras «online»

Para nuestras compras online, entre otras cuestiones, es indispensable comprobar que se identifica claramente a la empresa responsable de la tienda, indicando su nombre o razón social, CIF o NIF y datos de contacto, incluyendo una dirección física.

En estos días festivos y con los Reyes Magos ya tan cerca, se multiplican las compras por internet, las compras «online», y quizás nos ‘relajamos’ ante el temor de quedarnos sin el regalo que necesitamos. Para evitar sustos y sorpresas de última hora, la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía recomienda realizar comprobaciones para verificar la seguridad de la página antes de realizar la compra.

Entre otras cuestiones, es indispensable comprobar que se identifica claramente a la empresa responsable de la tienda, indicando su nombre o razón social, CIF o NIF y datos de contacto, incluyendo una dirección física.

Además, se debe comprobar que en la dirección de la tienda aparece ‘https’ en lugar del ‘http’ habitual, o que aparece junto a la misma un candado cerrado, que al ser pulsado ofrece información sobre el certificado de seguridad y su validez.

Igualmente, es conveniente acceder a la página tecleando directamente la dirección de la tienda o a través de un buscador reconocido, evitando hacerlo a través de enlaces recibidos por otras vías.

Es recomendable realizar las compras online en tiendas que inspiren confianza, evitando aquellas en las que se observe una ausencia de calidad, textos extraños, faltas de ortografía o precios excesivamente bajos, ya que pueden ser páginas fraudulentas.

También es importante leer con atención el aviso legal y los términos y condiciones de venta, donde se ofrece información sobre los plazos de entrega, formas de pago, características de los productos o servicios, gastos de envío, política de devolución, etc.

En este sentido, se debe tener en cuenta que en esta modalidad de compra existe el derecho de desistimiento, que permite, con carácter general, cancelar el contrato durante un plazo mínimo de 14 días naturales desde la fecha de recepción del producto o de la contratación del servicio, sin tener que alegar motivo alguno y sin penalización.

La empresa tiene la obligación de facilitar información sobre el derecho de desistimiento en la denominada información precontractual, indicando las condiciones, el plazo y los procedimientos para ejercer dicho derecho, así como el modelo de formulario de desistimiento.

A la hora de pagar es importante utilizar medios seguros, y no enviar nunca dinero en efectivo. Las opciones de pago contra reembolso, con tarjeta de crédito (sobre todo cuando la tienda ‘online’ utiliza una pasarela de pago que ofrezca la entidad financiera) o utilizando intermediarios de confianza son las más recomendables. También es aconsejable utilizar una tarjeta de uso exclusivo para los pagos ‘online’.

El justificante de compra, imprescindible también en compras «online»

Por otra parte, se recuerda que siempre se debe conservar la factura o el justificante de compra, ya que es imprescindible para posibles reclamaciones o devoluciones, así como una copia de todos los mensajes intercambiados con la página web.

Asimismo, es recomendable, siempre que sea posible, realizar las compras en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, lo que garantiza que cualquier posible discrepancia pueda quedar resuelta de forma rápida y gratuita, sin necesidad de acudir a los Tribunales.

Igualmente, se recuerda que todas las empresas que operan en Andalucía deben contar con hojas oficiales de quejas y reclamaciones a disposición del público. En el caso de las empresas que operan a distancia, como las tiendas ‘online’, se podrá solicitar que remitan un ejemplar de la hoja oficial de quejas y reclamaciones en papel o en formato electrónico.

A partir de ahí, la empresa deberá remitir por el mismo medio solicitado las hojas cumplimentadas con sus datos en el plazo máximo de cinco días hábiles.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es), del perfil de Twitter (@consumoresponde) y el de Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).