Todo lo que debes saber del aceite de oliva virgen extra de Andalucía, el producto estrella de las comidas de estas navidades

Aceite de oliva virgen extra Andalucía

Aceite de oliva virgen extra Andalucía

El Aceite de Oliva es imprescindible en la gastronomía andaluza. Crudo es la esencia de la aceituna, su “oro líquido”. Placer cotidiano es degustar el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) de Andalucía cuando se derrama sobre ensaladas, verduras, patés, el pan o tostadas. Es insustituible para elaborar el gazpacho andaluz, el salmorejo cordobés o la porra antequerana, salsas, mahonesas y alioli y, es insuperable acompañando al tomate, jamón, queso y vino andaluz.

Andalucía es la región que más aceite de oliva produce del mundo, con la provincia de Jaén a la cabeza, es reconocida internacionalmente como “la Capital Mundial del Aceite de Oliva”, donde también se celebra la Feria más importante del sector “Expoliva”. La Comarca de La Loma (ÚbedaBaeza…) es un “Mar de Olivos” y  Martos el municipio líder en producción.

Son numerosas las actividades que se organizan en Andalucía que muestran este apasionante universo, visitas al olivar, jornada de recolección de aceituna, los procesos de extracción, almacenamiento y envasado en las Almazaras, las catas de aceite, los desayunos molineros, jornadas gastronómicas. Aprenderás a descubrir los sabores, frutados, dulces, amargos y picantes, apreciar sus matices, olor, color y propiedades que diferencian unas variedades de otras, las técnicas de utilización más apropiadas y cómo sacarles el mayor partido a cada una de ellas.

Mapa del aceite de oliva virgen extra en Andalucía
Mapa del aceite de oliva virgen extra en Andalucía

Los mejores Aceites de Oliva Virgen Extra del mundo los encontrarás en Andalucía. Acércate al fascinante proceso de obtención y degusta los sabores y matices de sus excelentes variedades. ¡Todo un Arte!

Aceite de oliva virgen extra: Tradición milenaria

Si por algún cultivo se puede identificar a los campos de Andalucía es sin duda por el olivar. Cerca de un millón y medio de hectáreas acogen las raíces de este árbol que caracteriza a la región y la convierte en la tierra olivarera por excelencia desde hace miles de años. En ningún lugar del mundo crecen más olivos ni se producen tantos y tan buenos aceites de oliva virgen extra como en nuestro territorio. Se puede decir que Andalucía y el aceite de oliva virgen extra están vinculados de forma inseparable.

El olivar conforma una parte sustancial del paisaje andaluz, constituyendo la fuente de riqueza de numerosos pueblos, base de su gastronomía y de sus tradiciones. Hay toda una cultura milenaria en torno al olivar. Algunos olivares, con muchos siglos de vida, son verdaderos testigos de nuestra historia.

El olivar, considerado como un auténtico bosque mediterráneo, tiene un valor ecológico insustituible, que frena al grave efecto de la erosión y el avance de la desertificación. En Andalucía también es destacable la expansión de las prácticas de cultivo más respetuosas con el medio ambiente (producción ecológica y producción integrada), lo que contribuye también a una mayor tranquilidad del consumidor.

Aceite de oliva virgen extra: Fuente de salud

El aceite de oliva virgen extra constituye un elemento esencial de la dieta mediterránea, por sus características organolépticas y sus beneficios sobre la salud. Hoy en día, se ha despertado a nivel mundial un gran interés por el aceite de oliva virgen extra, gracias al reconocimiento universal de sus propiedades beneficiosas para la salud y por ser componente fundamental de la dieta mediterránea.

Al consumir aceite de oliva virgen extra no sólo disfrutamos de un producto de la máxima calidad, sino que al mismo tiempo cuidamos nuestra salud. Su consumo cotidiano previene el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y los problemas de colesterol, entre otras muchas dolencias. También está demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra retrasa los efectos del envejecimiento.

Denominación de Origen Protegida: Calidad garantizada

Una de las peculiaridades más destacadas de la producción aceitera andaluza es, sin duda, el peso que va adquiriendo el aceite de oliva virgen extra, en una apuesta conjunta por ofrecer una gran calidad y conservar todas las propiedades saludables y organolépticas naturales de las aceitunas de las que procede, ya que el aceite de oliva virgen extra únicamente se somete a procesos mecánicos en su extracción.

Las aceitunas son recogidas directamente del árbol en su momento óptimo de maduración y se molturan en un plazo máximo de 48 horas, para garantizar que se mantenga toda la calidad que la aceituna tiene en el olivo. El aceite de oliva virgen extra se almacena en bodega, en depósitos de acero inoxidable, trujales o de depósitos metálicos revestidos interiormente por materiales inertes para no alterar sus propiedades. El proceso de elaboración es un proceso totalmente natural, sin ningún tratamiento químico ni aditivos. Tanto la producción como la elaboración de los aceites de oliva virgen extra con Denominación de Origen Protegida deben realizarse en el ámbito territorial de la Denominación.

La extensión de las ocho provincias andaluzas marcadas por las diferencias climáticas y orográficas favorece la existencia de una amplia variedad de aceites, cada uno con su personalidad propia. Entre ellas las mas extendidas son las variedades de aceituna Picual, Hojiblanca, Picuda, Lechín de Sevilla, Lechín de Granada o Verdial de Huévar, y Arbequina, que han encontrado en esta tierra un entorno idóneo para producir un aceite de la gran calidad.

La riqueza y variedad de los aceites andaluces se refleja en el reconocimiento de doce Denominaciones de Origen Protegidas y una Indicación Geográfica Protegida, cada una de ellas con características propias. La relación de Denominaciones de Origen Protegidas por provincias es la siguiente: Cádiz (DOP «Sierra de Cádiz»); Córdoba (DOP «Baena», DOP «Adamuz», DOP «Priego de Córdoba» y DOP «Aceite de Lucena»); Granada (DOP «Poniente de Granada» y DOP «Montes de Granada»); Jaén (DOP «Sierra de Cazorla», DOP «Sierra Mágina», DOP «Sierra de Segura»); en Málaga (DOP «Antequera»); en Sevilla (DOP «Estepa»), y en Jaén la Indicación Geográfica Protegida (IGP «Aceite de Jaén»).

Todos los aceites de oliva virgen extra de las diferentes Denominaciones de Origen Protegida de Andalucía pueden solicitar la autorización del uso de la marca «Calidad Certificada» en sus etiquetados.