UGT dice que los Presupuestos de la Junta de Andalucía castigan al sector público y a la clase trabajadora

Noticias Andalucía. El secretario de Institucional de UGT Andalucía, Raúl García Romo, ha destacado que «el Presupuesto de Andalucía, hace un estudio sesgado de la realidad, empleando estadísticas que resultan favorables. Analiza la situación actual del mercado de trabajo andaluz sin que en ni una sola ocasión se hable de los «parados», teniendo como tenemos, una tasa de desempleo del 21,83%».

Últimas noticias Andalucía

«El presupuesto no hace ni una sola referencia a la desigualdad en Andalucía como si el hecho de no nombrarla ya nos alejara de ella, cuando en 2018 el indicador Arope nos da una tasa de riesgo de pobreza y exclusión social del 38,2%, 12,1 puntos por encima de la media estatal. Sin una apuesta clara por la creación de empleo, Andalucía pierde de nuevo una oportunidad para salir del vagón de cola de las regiones con mayor tasa de paro de España y de Europa», ha dicho.

«Son unas cuentas conservadoras que no apuestan por la inversión pública, tan necesaria en momentos como estos, cuando los síntomas de desaceleración son más que evidentes. Falta una verdadera apuesta por políticas que incentiven el empleo y de estímulo a la contratación, así como medidas que contribuyan a una subida de los salarios que ayude a recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores/as, y así aumentar el consumo de las familias andaluzas».

«Las empresas andaluzas han conseguido aumentar sus beneficios en este último año, así que es de recibo pedirles que inviertan parte de los mismos en mejoras que redunden en su competitividad y en creación de empleo. Políticas como la que está siguiendo el Gobierno andaluz, que apuestan por las bajadas selectivas de impuestos, en última instancia, si las previsiones de ingresos no se cumplieran, ya sabemos cuáles son sus recetas para evitar la recesión: volver a los «recortes», ha señalado García Romo.

«Nos inquieta que con unos presupuestos con déficit cero y una reducción de impuestos que puede llevar a una pérdida de ingresos, se traduzca en una merma en los servicios públicos y una drástica reducción de contrataciones de empleo público. Consideramos que es un presupuesto altamente intervenido por la Consejería de Hacienda, lo que da poco margen a las Consejerías para que ganen en eficacia y eficiencia y sobretodo en agilidad administrativa», ha dicho.

«Mostramos nuestro rechazo a la política de excesivo intervencionismo de la Consejería de Hacienda en las decisiones que afectan a los Servicios Públicos y que traerán consecuencias muy negativas como la no renovación de contrataciones sanitarias, que no se aumenten las ratios o se supriman unidades escolares, así como se paralizarán coberturas de personal temporal en sectores estratégicos de la Administración General. Nos preocupa saber si este Gobierno tiene intención de hacer «caja» con la venta de inmuebles públicos o privatizando algunas empresas del sector público, a pesar de estar saneadas y dar beneficios, como es el caso de VEIASA, so pretexto de ir reduciendo el sector público empresarial tras las anunciadas, y presupuestadas, auditorias de la administración instrumental».

«Apostamos porque una verdadera auditoría del sector público, debe hacerse desde lo público, a través de una decidida apuesta por la evaluación de políticas públicas. La Junta recortó un 15% el gasto en políticas de empleo en 2019, ahora, con un leve repunte del 1,8% para 2020, estima la misma creación de puestos de trabajo, por lo que no nos parece que este sea el «Presupuesto más social de la historia de Andalucía».

«La siniestralidad laboral y la prevención de riesgos laborales para este Gobierno no es una prioridad, sirva como ejemplo la cantidad asignada de 115.000 euros para «información, divulgación, y publicidad», cuando ésta es una de las principales funciones de este organismo. La gestión de nuestros centros sanitarios tenemos que denunciar aquí que la situación sigue siendo caótica, no se están sustituyendo las bajas, ni siquiera las maternales, y al personal se le está obligando a «doblar» y realizar más horas de las que debieran. Una vez más el intervencionismo de Hacienda está detrás de esta situación.»

«Desde el Sindicato volvemos a reivindicar que el gasto en Educación debe alcanzar el 7% del PIB andaluz. El programa de servicios de apoyo a familias disminuye un 5,6%. Programa que incluye, entre otras medidas, las becas 6000, las becas segunda oportunidad o las subvenciones a comedor escolar. La apuesta de este Gobierno debería ser dotar de más recursos aquellos programas que van dirigidos a la población más desfavorecida».

«Rechazamos el previsible «desmantelamiento» del sector público instrumental, con un cheque en blanco en el que Hacienda toma las riendas para poder cerrar entidades sin dificultad, ampliando las causas de extinción e incorporando las de disolución de entidades en la escondida Disposición Final segunda, de modificación del artículo 60 de la LAJA. La igualdad de género cada vez tiene menos importancia para este Gobierno y menor relevancia presupuestaria. Resulta imprescindible continuar con la implantación de medidas de igualdad en los convenios colectivos y el desarrollo de los Planes de Igualdad».

Finalmente García Romo ha apelado «a que se desarrolle el contenido la Ley de medidas contra el cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía que se aprobó en 2018 y que contenía las bases que exige la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y los compromisos recogidos por las directivas de la UE. Solo con maquillar el Presupuesto de «verde» para acceder a las ayudas de fondos europeos para esta materia, no será suficiente».

Últimas noticias Andalucía