Un test de saliva para detectar masivamente el coronavirus: más barato y menos invasivo que las pruebas actuales

Un test de saliva para detectar masivamente el coronavirus: más barato y menos invasivo que las pruebas actuales

EEUU aprueba un test de saliva para detectar masivamente el coronavirus más barato y menos invasivo que las pruebas actuales. En España se están ensayando ya métodos similares, que permitirán hacer pruebas a grandes grupos en poco tiempo

Los test que actualmente se realizan para detectar la posible infección por coronavirus —las famosas PCR— son costosos, necesitan reactivos mundialmente demandados y personal y equipamientos especializados. Eso limita la capacidad de hacer campañas masivas y periódicas de detección en busca de infectados, especialmente de asintomáticos, reduciendo consecuentemente la posibilidad de cortar las cadenas.

Ahora, la FDA (Food and Drugs Administration) -la agencia reguladora de medicamentos de los Estados Unidos- acaba de aprobar por vía urgente un nuevo test de detección basado en muestras de saliva.

Desarrollado por la Universidad de Yale y en colaboración con la NBA de baloncesto, SalivaDirect es un protocolo abierto y sin fines comerciales que permite un diagnóstico bastante fiable en muestras fáciles de obtener, sin necesidad de personal especializado para su recogida, de forma más barata y eliminando la necesidad de los reactivos más demandados. No es todavía el test ideal, pero abre la puerta a realizar campañas más amplias de detección, especialmente ante la vuelta a las escuelas y los trabajos.

Los resultados del test en comparación con la PCR tradicional concuerdan en un 94%. En un reportaje de la agencia Sinc, Jordi Vila, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínic de Barcelona y presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica apunta a que este tipo de tests “supondrían una gran ventaja, porque no solo disminuyen el precio, sino también la complejidad. Eso daría la posibilidad de hacer más pruebas, que además necesitan hacerse periódicamente”.

Desde la Universidad de Yale ofrecen el protocolo en abierto, pero piden una comunicación con los laboratorios que lo soliciten para otorgar una certificación. De momento, lo restringen a Estados Unidos, si bien planean hacerlo extensivo.

Pruebas en España

En España, desde el laboratorio de Vila en el Hospital Clínic han desarrollado también un método muy sencillo para hacer PCR en saliva y sin necesidad de extracción, simplemente calentando la muestra durante 15 minutos. El trabajo está pendiente de aceptación para publicarse.

Aunque con limitaciones, las PCR basadas en saliva permitirían aumentar el número de pruebas y hacer campañas más amplias y periódicas de detección. Ha habido críticas ante episodios de pruebas masivas como los efectuados en Torrejón (Madrid), pero estos eran muy diferentes: se trataba de pruebas serológicas que buscaban la presencia de anticuerpos, no del virus. Esos test de anticuerpos sirven para conocer quiénes han pasado la enfermedad, pero no son útiles para diagnosticar la infección activa y cortar cadenas de contagio, que es lo que se persigue. 

Estas PCR con saliva y los nuevos protocolos no sustituirían a las tradicionales, sino que convivirían ambos métodos.

Si la prueba fuera positiva, no necesitaría un diagnóstico de confirmación, porque en ese caso es muy fiable. La persona debería aislarse y deberían rastrearse sus contactos. Además, a medio plazo, cortar las cadenas de contagio invisibles disminuiría las tasas de transmisión y podrían aliviar el sistema de rastreo.

Si la prueba fuera negativa podría ser un falso negativo, que habría que comunicar. En cualquier caso, la persona con resultado negativo deberá seguir tomando las medidas de seguridad recomendadas: lavado de manos, mascarilla y distancia de seguridad.

ARTÍCULOS PROMOCIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *